Tiempos de cambios se viven en la meca del cine. Hollywood se ha puesto en pie de guerra tras los últimos escándalos por las denuncias