Decir que Álex de la Iglesia se desenvuelve a la perfección en el humor negro no supone descubrir algo novedoso. Su filmografía está repleta de