La línea invisible: "Y la lucha se convirtió en locura infinita…"

La línea invisible: «Y la lucha se convirtió en locura infinita…

Que no sirvió para nada». Esta frase sale de la boca de una de las iniciadoras a primeros de los 60 de aquel ideal revolucionario que acabó en la serpiente asesina que creó el terror y la tragedia en España durante décadas: ETA.

La línea invisible: "Y la lucha se convirtió en locura infinita…"

Mariano Barroso ha dirigido La línea invisible; una mini serie de seis capítulos estrenada esta semana por Movistar+ y que ha llegado para quedarse. El actual presidente de la Academia de Cine ha regresado a los años sesenta. Ha vuelto a analizar y a exponer desde su punto de vista cinematográfico la historia de España en aquella década monocroma, en la que el país vivía en plena dictadura franquista. En 2018 nos trajo otro trabajo de ficción basado en hechos reales: El día de mañana, también con el apoyo de Movistar+, inspirada en la obra del mismo nombre escrita por Ignacio Martínez de Pisón. Aquella historia partió de los referidos 60, pero su trama se prolonga en un espacio de tiempo mayor que La línea invisible, y refleja la incertidumbre y desazón que genera ese futuro incierto de España ante el esperado y deseado cambio político que se puede producir con la muerte de Franco y de la dictadura.

La línea invisible: "Y la lucha se convirtió en locura infinita…

¿Por qué?

En La línea invisible, Mariano Barroso nos presenta el inicio de la sinrazón que acabó con otra dictadura, la impuesta por ETA. El 7 de junio de 1968 fue asesinado el guardia civil José Antonio Pardines; fue el día en que la banda terrorista cruzó una de las muchas líneas que cruzaría durante décadas, hasta sembrar el terror y el odio, comenzando su extensa nómina de muertos: 854; ello sin olvidar a los heridos física y psíquicamente.

La línea invisible muestra aquellos primeros pasos dados por jóvenes idealistas a los que sus planes revolucionarios se les fue de la mano. Un prometedor estudiante, Txabi Etxebarrieta, se erige en el primer asesino de ETA, al acabar con la vida de José Antonio Pardines. Pero antes había sido elegido como el ideólogo de la lucha violenta etarra: «Patria o muerte».

La línea invisible: "Y la lucha se convirtió en locura infinita…"

¿Por qué? es la pregunta que se hacen continuamente familiares y amigos de las víctimas de ETA. Una respuesta que no encuentran pero que habita en la sinrazón del ser humano. La línea invisible plantea otras cuestiones, como ¿Por qué no aprendemos de los errores históricos?, o ¿Por qué el ser humano se deja manipular por esos «iluminados» que prometen lo imposible hasta hacerte perder el sentido de la realidad?

La línea invisible es una excelente obra de ficción basada claramente en hechos reales, cuyos personajes son presentados con sus verdaderos nombres. Y bien es cierto que es sumamente complejo hacer ficción sobre sucesos históricos, sobre todo cuando estos despiertan tanta susceptibilidad. No es fácil contentar a todo el mundo, menos aún cuando hay tantas heridas todavía abiertas de difícil cicatrización. Se nota que Mariano Barroso ha querido mantener en su obra esa equidistancia tan cuestionada. Ha pretendido ofrecernos un relato veraz e imparcial. Los sentimientos son de complicado control pero podemos valorar que La línea invisible no solo nos muestra hechos, también personas, con sus miedos, sus ilusiones, sus defectos y virtudes, sus sueños y anhelos. 

Es digna de ser destacada la exposición de una historia desde los distintos puntos de vista y enfoques psicológicos. Desde los de Txabi Etxebarrieta (Àlex Monner) a los del mismo inspector de la Brigada Politico-Social, Melitón Manzanas (Antonio de la Torre); pasando por los de la madre de aquel (Amaia Lizarralde) una viuda en la España de los 60, a cargo de tres hijos y viviendo la experiencia atroz de lo que se le viene encima a su familia, o los del mismo José Antonio Pardines (Xoán Fòrneas), un joven guardia civil gallego destinado al País Vasco, con su sueño de crear una familia, y a quien el infortunio lo convierte en víctima inopinada.

Una obra arriesgada

La serie original de Movistar+ e inspirada en una idea original de Abel García Roure, está producida por Sentido Films, en colaboración con Corte y Confección de Películas, y escrita por Michel Gaztambide y Alejandro Hernández. Cuenta con un extenso reparto encabezado por Àlex Monner, Antonio de la Torre, Anna Castillo, Asier Etxeandia, Patrick Criado, Patricia López Arnáiz, Enric Auquer, Amaia Sagasti, Pablo DerquiRamón Barea, Emilio Palacios, Joan Amargós, Aia Kruse, Xoán Fórneas, María Morales, Alba Loureiro, Amaia Lizarralde, Koldo Olabarri, Javi Coll, Alvar Gordejuela o Josean Begoetxea. La línea invisible se rodó íntegramente en distintas localizaciones de Euskadi.

Por mucho tiempo que pase siempre quedará en el aire la misma pregunta: ¿Por qué lo hicieron?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *