La eterna canción de Glen Campbell

La eterna canción de Glen Campbell

El 8 de agosto del pasado 2017 murió Glen Campbell, en Nashville, Tennessee. Quizás a muchos lectores de Gatrópolis su nombre les diga poco, ya que la relevancia de su carrera musical la alcanzó en Estados Unidos, donde nació el 22 de abril de 1936 (Billstown, Arkansas).

Pero Glen Travis Campbell fue cantante, compositor, presentador de televisión y actor. Su época de esplendor la vivió en las décadas de los 60 y los 70, siendo destacado, entre sus muchos temas, ese ‘True Grit (Someday, little girl)’, escrito por Don Black y con música de Elmer Bernstein, para la película Valor de Ley (True Grit, 1969), que protagonizara bajo la dirección de Henry Hathaway un oscarizado John Wayne. Precisamente, Glen Campbell, además de aportar la canción nominada al Oscar y ganadora de los Globos de Oro, interptetó de manera plausible al Texas Ranger, Le Boeuf.

La eterna canción de Glen Campbell

Pero tampoco podemos olvidar la canción que le situó entre los más grandes, como es ‘By the Time I Get to Phoenix’ (‘Cuando llegue a Phoenix’). Y eso que no es fácil destacar un tema concreto cuando hablamos de un cantante que desarrolló una prolija y aplaudida carrera musical desde 1962, con más de 70 álbumes y  50 años de profesión, que ganó varios premios Grammy, tanto como intérprete country como pop, que ingresó en el Salón de la Fama de la Música Country en 2005 y que como guitarrista acompañó a Elvis Presley o

Frank Sinatra, entre otros muchos más. Fue un adelantado en su género, ya que fue el primero en dar el paso de fusionar  el country con la instrumentación propia del pop.

Un año de su muerte

Como decimos, Glen Campbell falleció en Nashville el pasado 8 de agosto de 2017. Su marcha fue cruel, muy dura, víctima del Alzheimer que le diagnosticaron en 2011. Pero como un jabato estuvo peleando hasta casi su último aliento, realizando incluso  una gira.

El hombre que nunca se olvidó de su inspirador musical, Hank Williams, pero que supo estar aliado con lo más actual y versionó temas de John Lennon o Greenday. Fruto de ese espíritu de superación y de su combatividad ante la adversidad de la enfermedad, Glen Campbell publicó el 9 de junio del pasado año, ¡dos meses antes de morir!, un álbum con un título premonitorio, Adiós, un trabajo entre el pop y el rock. Se trata de su 64° y último álbum de estudio, grabado entre 2012 y 2013 en los estudios Station West de Nashville.

Hablamos de un álbum en el que versiona doce temas, desde el ‘Everybody’s Talkin’ de Fred Neil hasta el ‘A Thing Called Love’ de Jerry Reed; pasando por ‘Just Like Always’, ‘It Won’t Bring Her Back’, ’Postcard from Paris’ y ‘Adiós’ de Jimmy Webb; ‘Funny How Time Slips Away’ de Willie Nelson, cantada con el mismo autor;’Arkansas Farmboy’ de Carl Jackson; ‘Am I All Alone’ de Roger Miller, esta con otra versión interpretada con Vince Gill; ‘Don’t Think Twice, It’s All Right’ de Bob Dylan; y ‘She Thinks I Still Care’ de Dickey Lee y Steve Duffy.

La eterna canción de Glen Campbell

I’m Not Gonna Miss You

Pero si la vida y obra de Glen Campbell no hubieran dado ya para mucho, el polifacético e inquieto artista quiso despedirse a lo grande. Así, el documental Glen Campbell… I’ll Be Me es su obra póstuma (Big Machine Records, 17 de Febrero de 2015). En el mismo se narra su trayectoria vital, incluidas la referida gira de despedida y su amarga coexistencia con el Alzheimer. Aquí es donde aparece la ya inmortal ‘I’m Not Gonna Miss You’. Escrita con su amigo, el compositor y productor Julian Raymond, fue nominada al Oscar como mejor canción original y a los Premios Grammy. También fueron incluidas en la banda sonora composiciones como ‘Wichita Lineman’, ‘A Better Place’, ‘Home Again’ y ‘Gentle on My Mind’.

Con la enfermedad muy visible en su físico, Glen Campbell quiso despedirse a través de Glen Campbell… I’ll Be Me, y con la interpretación de ‘I’m Not Gonna Miss You’ (‘No te voy a echar de menos’) dedicada a su esposa a modo de adiós, canción que compuso cuando fue conocedor de sus problemas de salud.

A continuación, Gatrópolis ofrece a sus lectores la letra de este gran tema, en español y en inglés:

“Todavía estoy aquí, pero ya me he ido.
No toco la guitarra ni canto mi canción.
Nunca definió quién soy,
El hombre que te ama hasta el final.
Eres la última persona que voy a amar.
Eres el último rostro que voy a recordar.
Y lo mejor de todo,
No te voy a echar de menos.
No te voy a echar de menos.
Nunca te voy a abrazar como lo hice.
O decir ‘te amo’ a los niños
Nunca lo vas a ver en mis ojos
No va a hacerme daño cuando llores
Nunca voy a saber lo que vas a sufrir
Todas las cosas que voy a decir o hacer,
Todo el daño y todo el dolor
Una cosa permanece egoístamente:
No te voy a echar de menos
No te voy a echar de menos”.

 

En inglés

“I’m still here but yet I’m gone.
I don’t play guitar or sing my song.
It never defined who I am,
the man who loves you till the end.
You’re the last person I will love
You’re the last face I will recall
And best of all
I’m not gonna miss you,
I’m never gonna hold you like I did  
Or say ‘I love you’ to the kids
You’re never gonna see it in my eyes
It’s not gonna hurt me when you cry
I’m never gonna know what you go through
All the things I’ll say or do
All the hurt and all the pain
One thing selfishly remains
I’m not gonna miss you”.

2 Comentarios

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *