Mucho entra el 2019 por la puerta grande

Mucho entra en el 2019 por la puerta grande

Que Mucho saque nuevo trabajo siempre es motivo de alegría. La vuelta de Martí Perarnau IV ya es una realidad. El pasado 25 de enero se publicó de la mano de Kartoffel Kollektiv, ¿Hay alguien en casa?. Este trabajo es la narración de la historia de toda una noche en la gran ciudad, desde que atardece hasta el amanecer.

Como todo lo que hace Mucho, no decepciona. El disco cuenta con imperantes influencias de la electrónica y del techno, pero sobre todo de nuestra cultura. En el disco hay algo que sobresale de todo lo demás, y es su sonido. Creaciones con bases en las que sobresale un sample o en los que brilla un proceso electrónico al 100%. Perarnau ha querido alejarse del sonido sintético para acercarse al electrónico, y por lo que hemos podido descubrir, un ordenador portátil ha desbancado a sus guitarras.

Mucho entra el 2019 por la puerta grande

Por otra parte, encontramos que la esencia de Perarnau está en todas partes. En su característica voz nos encontramos con un mundo casi futurista en el que impera la pérdida, pero nunca la rendición. En temas como ‘El enemigo ahora vive en casa’ o ‘Sé que soy una anomalía’ hace una dura crítica a nuestra sociedad, siempre desde este encuadre casi de ensueño. Me atrevo a decir, que por momentos Perarnau es nuestra versión más fiel de  Bon Iver.

¿Hay alguien en casa? tiene algo que sobresale de los demás trabajos. Ya sea por su forma de composición, por su producción o por su narración, lo cierto es que entra solo. De hecho, Perarnau ha remarcado que el disco está concebido para ser escuchado de principio a fin como si fuera una sesión de Dj. Sin darte cuenta te lo has escuchados tres veces seguidas y necesitas escucharlo más, te sabe a poco. No se puede estar más feliz de comenzar el 2019 con un disco como este, tratado con tanto detalle y mimo.

Eso sí, por favor, no os saltéis ningún tema. Ahí reside el encanto del disco: el hilo que va guiando los temas entre ellos. ¡Qué genialidad, Perarnau!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *