Carlos Sadness publica el álbum de su vida

Carlos Sadness publica el álbum de su vida

Si por algo se caracteriza la carrera musical del cantante barcelonés Carlos Sadness es por las distintas opiniones que versan sobre él, pues o le odias o te encanta. Desde aquí, tenemos un mensaje muy claro para todos sus detractores: va a empezar a encantarte.

El trabajo de Sadness, que mezcla el rap con ritmos electrizantes pop, con un toque de dulzura que caracteriza su estilo, se ha visto transformado en una madurez musical digna de ser admirada. Ciencias Celestes fue la presentación del músico catalán, al que tres años después, 2015, se le unió La Idea Salvaje. Ahora, Carlos Sadness ha enseñado al mundo Diferentes tipos de luz, su tercer y último disco.Carlos Sadness publica el álbum de su vidaDe este sabíamos poco. Únicamente habíamos tenido la oportunidad de escuchar ‘Hale Bopp‘, ‘Longitud de Onda’ y ‘Semitransparente’. Aun así encierra otras canciones que pudimos escuchar mucho antes de saber siquiera de la publicación del disco, como son ‘Volcanes Dormidos’ o ‘Amor Papaya’.

De ‘Longitud de onda’ hay mucho que destacar. En primer lugar, se nota que es un trabajo muy cuidado. Tiene ciertos matices que denotan cariño, y un estudio muy exhaustivo de las canciones. Con temas como ‘Hale Bopp’, ese cariño está muy patente. También, tiene varias lecturas. Aunque la temática no cambia mucho respecto al de los demás álbumes (por poner alguna pega negativa), existe algo muy importante en estas canciones: hablan de un amor que muestra mucho dolor, pese a la edulcoración a la que Sadness somete a sus composiciones. ‘Pompeia’ (que te destroza el corazón directamente), ‘Silencio Antiguo’ o ‘Chihuahua’ son un claro referente de esto.

Carlos Sadness publica el álbum de su vida
Fotografía vía twitter Carlos Sadness

Por último, hay que dar el dato por el que creo que Diferentes tipos de luz te entra solo por los oídos. Es un secreto a voces que el orden de las canciones en un disco es vital. Para los melómanos como yo, la primera escucha de un disco es clave para determinar si te gusta o no. Por ello, lo más adecuado es oírlo en su orden, en el que el artista, conscientemente o no, ha creído conveniente que es el correcto. Y  Carlos Sadness, es el correcto.

Comenzar el álbum con ‘Física Moderna’ es enchufar al oyente, es meterle automáticamente en el disco, en los ritmos frenéticos del mismo. Su orden progresivo en la escala ‘cañero’, llega a su culmen con ‘Longitud de onda’. Y aunque decae un poco con ‘Volcanes Dormidos’ o ‘Amor Papaya’ (es complicado sorprender poniendo seguidas dos canciones ya conocidas por el oyente), sigue encadenando hits para concluir con ‘Pompeia’, dejándote un poco melodramático pero con el buen saber de haber escuchado un álbum estupendo, largo en su conjunto, pero corto en su escucha.

 

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *