Villanueva: “La gente premia que no haya filtros, que lo digas de corazón”

Villanueva: “La gente premia que no haya filtros, que lo digas de corazón”

Villanueva se encuentra en un momento dulce de su carrera. Pese a los inconvenientes que ha tenido en los últimos días debido a un accidente de tráfico, Josete (frontman de este proyecto musical) está viviendo un momento musical excepcional. Con una gira densa a sus espaldas, un disco que está recibiendo buenas críticas tanto de público como de expertos, una colaboración especial en el disco conmemorativo del Let Go de Nada Surf… y, además, ha participado en la última edición del festival Interestelar, donde Gatrópolis ha tenido la oportunidad de hablar con él. Desde aquí, le volvemos a desear una pronta mejoría.

Villanueva: “La gente premia que no haya filtros, que lo digas de corazón”
Fotografía de Patricia del Zapatero

Para quien haya conocido a Villanueva a raíz de Interestelar, ¿quién se esconde tras esta banda?

Quizás una persona que compone canciones por necesidad, por vomitar obsesiones o preocupaciones, que tiene dentro, para bien o para mal,  y que quiere buscarse a sí mismo. Muchas veces con las canciones te encuentras a ti mismo. Vas formando una banda y vas consiguiendo cosas. La banda la comencé yo, vas teniendo amigos en la música, vas preguntado… y vas formando.

Ha sido tu primera vez en Sevilla, ¿cómo ha sido tu estreno?

La verdad es que flipé un poco. Era la primera vez que venía y me agradó mucho ver cómo había canciones en las que de repente la gente se giraba, y era como “ah, a estos los conozco”. Me llamó mucho la atención, sobre todo en canciones como ‘El día del equilibrista’, ‘Bombas nucleares’ o ‘Ella’, que es con la que empezamos.

De hecho, fuiste una de las confirmaciones más relevantes. Nosotros os metimos en el top de bandas que eran indispensables para ver en el Festival, porque en los últimos meses habéis despuntado sobremanera. ¿Cómo estáis viviendo este momento tan dulce?

¿Sabes lo que pasa? Que ha sido un trabajo de mucho pico y pala. Realmente a mí me gusta hacer mi guerra de trinchera, poco a poco, y disfrutar cada concierto. Resulta que van pasando los meses y cada día son más y no te das cuenta. Hoy puedo decir que son muchos  más que hace un año, pero es como el crecimiento de un niño. Tú lo ves cada día y no te das cuenta de que crece. Pero si lo ves cada 6 meses, pues sí que ha pegado un pequeño estirón.

Entre Viajes de Ida y Zoo para dos transcurrieron tres años. ¿Qué aprendiste en ese periodo para que haya esa diferencia de madurez musical entre ambos discos?

Aprender aprendo todos los días. Musicalmente he estudiado mucho, porque entre ambos discos se me ocurrieron unas ideas, unas canciones que estaban fueras del rock habitual. Una cosa es juguetear en tu casa y otra cosa es mezclarlo con tu indie rock de toda la vida y meterlo en tu disco. Y me puse a estudiar. A partir de ahí surgieron también otras cosas. Me enfrenté a la muerte de un familiar directo, y eso te hace ver otras cosas, te haces preguntas, y esas preguntas se traducen en canciones. Fueron tres años duros. No estuve ni mucho menos parado. Para mí tres años son muchos, pero era también lo que necesitaba. Estamos acostumbrados a que hay que sacar discos cada x tiempo pero es lo que yo digo: saco un disco si tengo algo que decir.

También es importante eso que dices. Hay que ir aprendiendo para poder explayar esos nuevos pensamientos y las nuevas técnicas, influencias… como ocurre en Zoo para dos, que se nota ese aprendizaje.

Hay algunas troncales, de ADN. Pero hay otras que sí, que vienen de otras fuentes. Cada disco tiene su mantra, su palo. Cada disco es distinto. Me he encontrado con gente que tiene sus preferencias, claro. Pero son distintos.

¿De dónde nace ese sonido tan peculiar?

Musicalmente está claro que bebo de Bowie, de Wilco, de REM, de Iggy Pop… los tengo como papás. Pero luego, cada disco tiene su peculiaridad. El sonido al final acaba saliendo de no tener complejos. Yo me di cuenta de que la gente no es tonta, y que lo que premia es que no haya filtros, que lo digas de corazón. Creo que todo al final nace de ahí.

En total tienes este año 17 fechas, solo hasta septiembre. ¿Qué vendrá después?

Es increíble, porque estoy diciendo “estoy acabando, estoy acabando”, pero claro, veo el calendario… y todavía quedan cosas por anunciar. Digo que es el fin de gira pero es que es mentira, aunque es sin querer, claro. Es de forma inconsciente. Estoy maquetando un tercer disco. Estoy en predisposición de producirlo para que salga a principios de 2019, a lo mejor antes de que acabe el año hay algún adelanto…

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *