St Woods: “Bones habla de dolor, pero sobre todo de aprender de las cosas”

St Woods: “Bones habla de dolor, pero sobre todo de aprender de las cosas”

La última vez que estuvimos con St Woods fue el pasado noviembre gracias a su participación en el Monkey Week de Sevilla. Por aquel entonces poco se podía contar de su nuevo trabajo, Bones, que hoy mismo ve la luz. Nace como una catarsis del propio Nacho García, su vocalista, donde podemos encontrar un refugio para nuestro dolor.

St Woods: “Bones habla de dolor, pero sobre todo de aprender de las cosas”

Además de ‘On me’, que fue el primer single (se publicó en 2019), como siguiente adelanto hemos tenido ‘Wasted Love’. ¿Cómo fue recibido este tema después de tantos meses sin publicar nada?

On me fue un punto de prueba y error; lo que hablamos la última vez de que fue un anzuelo para ver la manera en que la gente respondía. Luego, ‘Wasted Love’ sí que es un corte más diferente dentro del disco y trata otras musicalidades pero la gente lo ha recibido bien. Al final lo que intenta enseñar el disco es que, dentro de St Woods, que es el denominador común, hay una musicalidad que no cierra puertas a hacer canciones más animadas o que musicalmente son de otro palo. Los singles, en general, han tenido buena acogida y la gente está haciendo muy suyo el proyecto, que era un poco lo que yo quería. Cuanto más se viese la gente reflejada en lo que sacaba, mejor, y yo creo que, de una manera muy modesta, se está consiguiendo. La verdad es que da la sensación de que cada victoria, o “éxito”, es de todos y todas.

Después llegó ‘A part from God’, donde te hemos podido ver junto a Nadia de Santiago. ¿Qué trabajo hay detrás de este tema tan relevante dentro de los adelantos? ¿Cómo ha sido trabajar con Nadia?

Ha sido la tercera actriz a la que lío para hacer un videoclip. ‘A part from God’ sí que se rodó el día antes de que se grabase ‘On me’, pero estábamos esperando el momento correcto para sacarlo. La participación de Nadia surge porque los videoclips están producidos por La breve historia, donde ella es parte de los que idean los vídeos y los producen. Queríamos hacer algo especial porque tanto la canción como el vídeo tratan temas muy personales y delicados, y creo que cuando hablamos del concepto con La breve historia y Nadia dio un paso hacia delante para protagonizarlo, nos quedamos todos maravillados. El resultado habla por sí solo. Es un vídeo muy sensible y frágil, que tiene un mensaje muy guay. Tanto trabajar con ella como con todo el equipo que hay detrás, que es un montón de gente que ha hecho esto un poco de manera altruista, ha sido una gozada.

De todos los videoclips que has sacado de estos adelantos, creo que es el más cuidado a nivel narrativo y técnico

Igual que quizás en ‘On me’ el peso del significado del vídeo estaba más en Greta Fernández y en Anna Castillo y en su interpretación, en ‘A part from God’ el peso está en toda la simbología, en la estética que tiene y en los diferentes mensajes que transmite. Nadia es la que lleva un poco la batuta en esto, pero también se apoya mucho en todos los mensajes escondidos y simbolismos que hay en el vídeo. 

‘A part from God’ es una canción que trata el tema del duelo, de la pérdida de un ser querido. El tema del dolor es bastante predominante en este disco, además de ser un trabajo muy personal. ¿Crees que la música puede sanarnos?

Egoístamente me tomé el disco y, sobre todo, la grabación del mismo, como mi duelo personal. A un mes o dos antes de meternos a grabar, en mi familia perdimos a dos personas muy cercanas en cuestión de semanas. Entonces es algo que afectó mucho en la manera en la que yo quise escribir el disco. De hecho, los productores Luca Petricca y Brais Ruibal son testigos de que yo usé tanto el disco como las letras de las canciones para intentar superarlo. Hay muchas canciones que están terminadas en el propio estudio antes de grabar las voces, porque quise esperar al momento correcto para poder decir lo que quería decir. Es verdad que el disco es un poco arriesgado, no sé si se escucha mejor de principio a fin o con las canciones sueltas, pero no es que cuente el periodo de aceptación o curación, sino la belleza que hay detrás de sufrir algo o a alguien. Lo trato desde distintas perspectivas y hemos quedado contentos con el resultado.

St Woods: “Bones habla de dolor, pero sobre todo de aprender de las cosas”

Finalmente el disco se publica y nos llega un poco como esa luz al final del túnel que todos necesitamos. ¿Cómo estás viviendo esta situación actual?

No te voy a mentir si creo que cuando empezó el estado de alarma y empezamos a ver fechas y veíamos que la cosa no cambiaba y que iba para largo, lo primero que pensamos es “no me lo puedo creer”. Llevamos casi un año trabajando en esto. El otro día Belako lo decía cuando anunció que aplazaba su disco a septiembre. Llevas muchísimo tiempo trabajando en un lanzamiento, y al final hay muchas variables que pueden frenar esto. Pero la suerte o el privilegio que tengo es que estoy rodeado de amigos, de familiares, y, sobre todo, de gente que apoya mi proyecto. Mi sensación, como te dije antes, es que cada hito del proyecto es muy común a todos los que estamos metidos. Me lo tomo con esa actitud, que si el disco ha salido ahora en plena cuarentena es porque ha tenido que salir así. A lo mejor tiene una utilidad o un destino particular para cada persona que lo escuche ahora mismo porque estamos todos muy fastidiados. Pero de verdad, tanto habiéndolo sacado como no, la sensación de estar en el camino correcto la tengo, y eso es una tranquilidad. Si hago balance de todo lo que ha pasado en los últimos dos años y toda la gente que está metida en esto, estoy contentísimo.

Son momentos complicados, que se lo digan también a Juanjo (Wide Valley) o a Micky (Jack Bisonte) con sus proyectos fuera de St Woods, que están a punto de sacar nuevos temas también

Sí, es que estamos todos que no sabemos de qué va todo esto. El otro día hablaba con una compañera y estábamos un poco así. Hablamos de sacar temas y ver qué pasaba. Es que tampoco podemos hacer otra cosa. El problema de todo esto es no saber qué hacer. ¿Espero y saco el disco en septiembre con 300 lanzamientos porque los que los tenían programados para entonces tienen que sacarlo en esa fecha? Eso sería peor. Insisto, el disco está grabado desde hace un tiempo y para mí sacarlo ahora es necesario. No descarto que antes de que acabe el año saque más cosas. Entonces me lo estoy tomando con filosofía y si hay que sacar más cosas pues se sacan.

El disco trata temáticas complicadas como hemos dicho, pero algunos cortes son engañosos por su musicalidad, como ‘Time (for you)’.

Sí que hay un par de trampas en el disco. Hay un par de canciones que tiene una musicalidad más alegre, pero que las letras siguen siendo un bajón. Pero sí es verdad que ‘Time’, que es la segunda canción del disco, y que a efectos prácticos si alguien abre el disco por primera vez es la primera canción nueva que escucha si lo hace por orden. Es un poco sentar dentro del disco el mensaje de que debe haber cierto optimismo y una voluntad de aprendizaje, y el lado positivo sobre todo lo que está pasando. Que también creo que es el mensaje general de todo el disco. Habla de sufrimiento y de dolor, pero también sobre todo de aprender de las cosas, de que ocurren porque tienen que ocurrir. Si no quieres sacar un aprendizaje de ello, vale, pero tampoco podemos hacer un drama.

Personalmente, hay tres temas que me han gustado en especial, que son ‘Fire’, ‘River’ y ‘Home’. En ellos veo mucho de ti y de las influencias de las que siempre has sido abanderado (Phoebe Bridgers, Ryan Adams, Bon Iver…)

Es verdad que durante la grabación del disco escuché mucho Sufjan Stevens, incluso escuché más a Volcano Choir que a Bon Iver, que es el segundo proyecto de Justin Vernon. También tuvimos muy presente a James Blake, Julien Baker, y sin duda hay mucha influencia de Lucca y de Brais, mis productores. A Brais le gustan muchos grupos frikis que nadie conoce de países que nadie sabe pronunciar. Pero hay cortes que tienen muchas referencias. En ‘Fire’ hay mucho de The War on Drugs o de Catfish and the Bottlemen. 

Este disco, como sanación para ti y para todos aquellos a los que les llegue. ¿Cómo quieres que la gente acoja este disco tan personal?

Más que pedir qué quiero que saque la gente del disco, te lo digo también por lo que he aprendido de ‘On me’, de ‘Wasted Love’ y de ‘A part from God’, es que si en la escucha del disco o en algunas de las canciones, la gente sigue sacando su propio significado y se sigue viendo reflejada en circunstancias en las que yo me veía reflejado, el propio egoísmo de sentirme entendido, yo estaré feliz y genial. Tampoco hay una necesidad de ponernos todos intensos, pero creo que hay una producción musical detrás del disco que está muy cuidada y que sobre todo tiene mucha sensibilidad, y creo que la gente lo va a apreciar.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *