Rufus T. Firefly: "La idea del grupo sigue siendo la misma: experimentar y hacer las canciones que llevamos dentro"

Rufus T. Firefly: “La idea del grupo sigue siendo la misma: experimentar y hacer las canciones que llevamos dentro”

Son unos flipados, y lo admiten; tienen un directo fuera de lo normal dentro del panorama español, y sobre todo, una humildad enorme. Rufus T. Firefly ha sido una de las bandas más importantes del 2017 gracias a su Magnolia. Estuvo presentando este mismo trabajo el pasado mes de diciembre en Sevilla, y Gatrópolis tuvo la oportunidad de conversar con Víctor Cabezuelo, voz del grupo, justo antes del concierto.

mejores discos nacionales de 2017
Fotografía de Andrea del Zapatero

 La última vez que vinisteis a Sevilla fue de la mano de Modelo de Respuesta Polar el pasado junio. ¿Por qué habéis decidisteis volver a Sevilla en tan poco lapso de tiempo?

Hemos decidido volver porque no era una presentación como tal de Magnolia. Fue un concierto que surgió por una iniciativa del ámbito cultural de Sevilla y nos unió a los dos grupos, pero queríamos hacer una presentación oficial del disco en Sevilla, en un concierto largo que es el que llevamos haciendo toda la gira. Nos encanta tocar aquí. La primera vez fue con Vetusta Morla, que nos invitó a abrir su concierto en el Auditorio Rocío Jurado. Ese día ya fue guay porque notamos que había mucha gente a la que le gustó el concierto. Después volvimos, aunque vino menos gente porque no nos conocía bastante, pero sé que a quien vino le gustó mucho. Y ya el tercero, este que me comentas, que creo que ha sido uno en los que más hemos disfrutado de la gira de Magnolia.

¿Cómo ha sido la producción de Magnolia?

Todo lo que tiene que ver con este disco tiene relación con una luz interior, por ahí van un poco los tiros. Ha sido meternos en nosotros mismos e intentar buscar referencias que teníamos un poco olvidadas, o la música que escuchábamos cuando éramos más jóvenes. Hay mucha referencia a grupos como Pink Floyd o Led Zeppelin, que es un poco con lo que nos educamos musicalmente hace un montón de años. Queríamos hacer un homenaje a todo esto.

Creíamos que la psicodelia era una buena forma de reflejarlo, sobre todo la psicodelia setentera, como la hacía Pink Floyd en los primeros discos, en cuanto a concepto, sonido y cómo se desarrollan las canciones.

¿Crees que todo esto tiene que ver con que las canciones sean más puras, con más significado? Porque es vuestro cuarto LP y se ve que son canciones más maduras y fuera de otro concepto.

Eso creo que tiene más que ver con una especie de aprendizaje sobre cómo decir las cosas. Al final, creo que queremos hacer los discos diferentes. Cuando sacamos Conjunto vacío intentamos que fuera diferente a lo anterior; cuando sacamos Nueve, intentamos que fuera diferente a Conjunto vacío… y ahora con Magnolia nos ha pasado esto; queríamos que fuera un poco distinto a todo lo que estábamos ya contando. Y con el siguiente disco, pasará igual. No queremos que sea como Magnolia. Yo qué sé, a lo mejor tiene que ver con que llevas muchos años haciendo música y te encuentras con una forma más accesible de decir las cosas, que la gente pueda entender mejor. En cuanto a inquietud es lo mismo de siempre, querer hacer un trabajo distinto.

Es muy llamativa en este disco la cantidad de referencias culturales que existen, tanto en los títulos de las canciones como dentro de ellas. ¿Eso es un poco de lo que hablabas antes de las referencias o surgió más por inercia?

La mayoría de los títulos de este disco tiene que ver con referencias. Tsukamori, por ejemplo, qué tiene que ver con Mi vecino Totoro. Todo tiene que ver con eso. Una especie de recuerdo de todas las cosas que han cambiado tu vida para bien.

Fue hace 11 años cuando Rufus T. Firefly nació, pero ahora es cuando está en su mejor momento. ¿Cómo estáis viviendo esto después de tantos años trabajando?

La verdad es que con mucha emoción. Nunca pensamos que esto fuera a pasar, que de repente nos fueran a llamar los festivales para tocar y que pudiera funcionar una gira tan grande, como la que hemos hecho. Nunca habíamos tocado tanto como este año. Entonces lo vemos como una especie de milagro. No sé por qué ha pasado esto. Como te he dicho antes, he hecho las cosas de la misma manera, a lo mejor ahora por lo que sea, hemos aprendido a dar en el punto correcto, pero ha sido sin querer. La idea del grupo sigue siendo la misma: experimentar y hacer las canciones que llevamos dentro.

Rufus T. Firefly: "La idea del grupo sigue siendo la misma: experimentar y hacer las canciones que llevamos dentro"
Fotografía de Patricia del Zapatero

¿Cómo te está afectando a ti, en particular? Porque no hace mucho subiste una foto que fue muy comentada en las redes sociales, en la que sales trabajando en aquello con lo que te ganas la vida.

Bueno, todavía no podemos vivir exclusivamente de la música. De hecho, no sé si podremos llegar a hacerlo. A lo mejor puedes estar en nuestro nivel un año o dos manteniéndote, pero la vida es más larga que esto. Digamos que a todos se nos ha pasado la locura de la juventud, llevamos muchos años palmando en la música, y ya como que cada uno nos hemos buscado nuestra manera de vivir. Estamos acostumbrados a hacerlo así. Si algún día podemos vivir de la música, lo disfrutaremos; y si no, pues lo seguiremos disfrutando igual. Creo que hemos sabido compararlo muy bien: necesitamos dinero para comer, pero no queremos que la música sea este medio, queremos que la música sea un ámbito o cualidad artística. Entonces, en el momento en el que haya que necesitarlo para vivir, creo que no nos va a gustar demasiado. Si podemos hacer las cosas como hasta ahora, genial. Me da igual trabajar en una óptica que en una producción. Yo soy feliz simplemente subiéndome a un escenario.

Hablando de producciones, Gatrópolis ha tenido la oportunidad de entrevistar a Penny Necklace, a quien le has producido sus dos discos. ¿De qué forma creéis que vosotros podéis influir o motivar a las generaciones de músicos que vienen detrás?

No lo sé, supongo que de la misma manera de la que nos han influido a nosotros. Nosotros somos muy amantes de la instrumentalización, todo muy orquestado pero con elementos eléctricos, y con cosas muy rockeras al fin y al cabo, con muchos matices. Es lo que más nos gusta hacer. Imagino que por ahí es donde a lo mejor otras bandas que están empezando se puedan ver reflejadas o, simplemente,  les puedas llamar la atención con esa forma de vivir la música. Nosotros todo eso lo hemos sacado de bandas como Radiohead, Tame Impala… todo es una especie de cadena, y la gente nueva se puede fijar en las cosas que hacemos pero haciéndolo nuevo, porque pasará por su filtro y será increíble.  Como es el caso de Penny. Ella es muy fan de Rufus, y por eso quiso que yo le produjera el disco. Si te fijas, tiene muchas cosas de nosotros, pero a su modo, y suena bestial y no tiene nada que ver con nosotros. Es una pequeña parte, porque el concepto es una cosa que no tiene nada que ver.

Pusisteis hace poco en vuestro Facebook: “Anoche un tipo nos dijo que éramos unos flipados y la verdad es que tiene toda la razón”. ¿Se podría decir que esa es la filosofía que lleva Rufus T. Firefly?

¡Sí! De hecho, hasta que no nos dimos cuenta de que iba de mal rollo yo le daba las gracias todo el rato. A mí me parecía que era un piropo, pero no era su intención. Posiblemente eso le enfadó más. No sé, yo es lo que veo. Tenemos suerte de poder haber venido a Sevilla, con no se cuantas entradas vendidas… me parece un privilegio. Si a alguien le molesta que me flipe en el escenario, que levante la guitarra… lo siento por él, no puedo hacerlo de otra manera. De hecho, me parece mal que fuera distinto. Que venga tanta gente a verte y des un concierto apático, sin ganas de tocar, a ver si se acaba… Me parece un insulto a quien ha venido a verte, y sobre todo a ti mismo.

 

Fotografía de portada de Patricia del Zapatero.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *