Presumido: “Las canciones de ‘Cuatro Estaciones’ van del éxtasis a la intimidad, de la quietud a la pista de baile, del miedo a la lujuria”

Presumido: “Las canciones de ‘Cuatro Estaciones’ van del éxtasis a la intimidad, de la quietud a la pista de baile, del miedo a la lujuria”

Gatrópolis ha tenido la oportunidad de entrevistar a un dúo que lleva tiempo trabajándose los buenos resultados que, poco a poco, va recogiendo. Lo de Presumido es la crónica del esfuerzo, la dedicación y la pasión por la música. Tarci Ávila y Nacho Dafonte acaban de publicar su segundo LP, Cuatro Estaciones, un trabajo que recomendamos desde esta tribuna.

Presumido: “Las canciones de ‘Cuatro Estaciones’ van del éxtasis a la intimidad, de la quietud a la pista de baile, del miedo a la lujuria”

Presumido es un proyecto musical formado por Tarci Ávila y Nacho Dafonte, ¿bajo qué premisa nació?

La intención artística de Presumido siempre fue clara: construir un puente entre el pasado y el presente del pop electrónico anglosajón y ponerle letra en castellano. Eso sí, siempre fijándonos en los proyectos más cuidados y mejor producidos. De ahí nuestra etiqueta de «Electropop Sibarita». 

Publicasteis vuestro primer trabajo, Vendetta, en 2017, ¿qué balance hacéis de toda esta experiencia? ¿Os ha cambiado la perspectiva que teníais de la música?

Hemos aprendido muchísimo sobre cómo funciona la música, el negocio, el público… pero sobre todo nos hemos conocido a nosotros mismos, hemos entendido qué queremos y cómo lo queremos. La cantidad de horas de trabajo que hemos dedicado y seguimos dedicando al proyecto es incontable pero lo que estamos consiguiendo (festivales, medios, críticas) hace que merezca la pena.

Editasteis ese trabajo con un sello discográfico, algo que para muchos sería como una sensación de respaldo. Pero finalmente os decidís por la autogestión, ¿cómo fue dar el paso? ¿qué ventajas e inconvenientes os habéis encontrado en el camino? 

Pues quizás ese tránsito fue una de las experiencias que más nos ha enseñado: todo es un negocio y cada uno mira para su ombligo. El problema es que algunos ombligos ponen en riesgo la vida de los proyectos, así que la próxima vez tendremos que elegir mejor. Todas las preguntas que nos planteas en este punto se pueden responder así: ¿Puede una banda autogestionarse? Desde luego. ¿Puede hacerlo mejor que un sello y una agencia? Totalmente, ahí están los resultados para que los vea todo el mundo. ¿Cuál es el precio a pagar? 400 días seguidos que llevamos sin tener ni uno libre ¡Ni uno! Entendemos que no todas las personas están dispuestas a sacrificar todo por su proyecto musical.

Presumido: “Las canciones de ‘Cuatro Estaciones’ van del éxtasis a la intimidad, de la quietud a la pista de baile, del miedo a la lujuria”

La confianza del público nunca os ha faltado, dado que lanzasteis una campaña de crowdfunding para recuperar los instrumentos, que empeñasteis para comenzar este nuevo camino, y conseguisteis el reto en tiempo récord. ¿cómo recibís todo ese cariño de la gente? ¿qué se siente al saber que el trabajo que uno hace está tan reconocido por quien lo escucha?

Aunque existan muchos motivos para sentir cierto pesimismo respecto a cómo funciona la sociedad, hemos comprobado en primera persona que existe una ley universal: da mucho y recibirás mucho más. Nos desvivimos por este proyecto, nuestros seguidores lo perciben y por eso somos correspondidos con ese tremendo cariño.

Y por si esto fuera poco, son numerosas las críticas positivas hacia vuestra música por parte de la prensa especializada, ¿cómo influye esto en el proyecto?

Estamos muy felices al respecto y nos sentimos profundamente agradecidos. Recordamos que cuando empezamos a enviar el primer trabajo a medios, promotores, discográficas… muchos nos decían que «sonaba demasiado bien» para España. Esa patética respuesta de país de pandereta, si bien nos entristeció y desmotivó bastante al principio, ha ido cambiando poco a poco. Currarse las cosas más que los demás no es malo y cada vez más prensa y público nos agradece que seamos así.

En 2019 habéis publicado vuestro segundo LP, Cuatro Estaciones, que consta de 4 EPs (Invierno, Primavera, Verano y Otoño), ¿cómo surge esta propuesta?

Pues empieza como una necesidad. Cuando compramos la libertad discográfica y recuperamos nuestros instrumentos empeñados gracias a nuestros seguidores, nos vimos en un punto de partida creativamente fabuloso pero sin un duro. Así que la única forma que vimos de sacar adelante el proyecto Cuatro Estaciones fue haciéndolo a los poquitos, a medida que iba entrando dinero. Y esa necesidad se convirtió en la oportunidad que necesitábamos de redondear por completo este proyecto a nivel conceptual. Somos fans de los discos conceptuales aunque la industria se empeñe en hacernos consumir la música en singles y con esta forma de publicar el trabajo conseguimos unir ambos mundos (4 epés que van saliendo poco a poco en digital  y se recopilan al final en un LP físico).

Presumido: “Las canciones de ‘Cuatro Estaciones’ van del éxtasis a la intimidad, de la quietud a la pista de baile, del miedo a la lujuria”

¿Qué habéis querido plasmar en Cuatro Estaciones?

Hemos abierto al máximo el abanico de frecuencias emocionales. Las canciones de Cuatro Estaciones van del éxtasis  a la intimidad, de la quietud a la pista de baile, del miedo a la lujuria. Todas esas emociones, además, las hemos contextualizado en las atmósferas propias de cada estación. En este sentido, nos ha ayudado mucho la particular forma de grabar el disco: Los epés Invierno y Primavera fueron grabados en refugios de montaña, el ep Verano fue grabado en embarcaciones navegando a través de las Rías Baixas y el ep Otoño se grabó en una casa rural en medio de un bosque de castaños. De esa forma vivimos el proceso de grabación y producción en entornos totalmente vinculados a esa naturaleza cambiante por las estaciones, quedando totalmente empapada nuestra música de esas características y atmósferas.

¿De qué influencias se nutre vuestro trabajo?

Estamos constantemente buscando influencias y referentes musicales. Para Cuatro Estaciones hemos encontrado la inspiración en discos de artistas pop de la escena mainstream (St. Vincent, Billie Eilish, Taylor Swift…) y otros más sibaritas como Arca, Apparat, Bon Iver, James Blake… siempre sin olvidarnos de los clásicos del género: Depeche Mode, OMD…

Ahora estáis en plena gira de presentación con Cuatro Estaciones, visitando ciudades como Madrid, Santiago, Zaragoza, A Coruña, Sevilla o Valencia, ¿qué feedback os está llegando por parte del público en los directos?

Hay ciudades en las que estamos vendiendo muchas entradas y otras que nos cuestan más, algo que en el fondo es totalmente normal. Eso sí, estamos vendiendo más del doble de entradas y discos que con nuestro anterior trabajo, por lo que nos sentimos muy felices y palpamos que estamos en el buen camino. Además, debemos decir que el feedback del público es totalmente unánime: el nuevo show y el nuevo repertorio convencen y gustan.

¿Cómo describís vuestros conciertos? ¿Qué destacaríais?

El nuevo directo de Presumido es un viaje a través de un torbellino de emociones. Intentamos abordar las máximas frecuencias emocionales posibles. Para ello, hemos trabajado en una producción del sonido de directo durante meses y una escenografía totalmente a contraluz en la que los protagonistas son el color, las sensaciones estacionales y las canciones, pasando nosotros a un segundo plano.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *