Maga: “Nuestra segunda juventud, en cierto modo, es por la ilusión recuperada”

Maga: “Nuestra segunda juventud, en cierto modo, es por la ilusión recuperada”

Gatrópolis pudo disfrutar recientemente de un rato de agradable conversación con Miguel Rivera, vocalista del grupo sevillano Maga. Persona entrañable y con facilidad para la comunicación, nos habló, poco antes del comienzo del fin de gira de Salto Horizontal, del ayer y del presente de la formación; ello, sin dejar de mirar el ilusionante futuro que se le presenta.

Maga: “Nuestra segunda juventud, en cierto modo, es por la ilusión recuperada”
Fotografía de Patricia del Zapatero

Teniendo de forma inminente el comienzo de la gira, ¿cómo os sentís?

Más que nervios, es la excitación de saber que vas a estrenar algo nuevo. Son conciertos muy diferentes porque las canciones tienen un tratamiento que nunca les hemos dado en directo. Bien sea porque van con un trío de cuerda o porque las hayamos reestructurado. He de reconocer que tengo ese gusanillo que cuando haces un concierto al uso no tienes. Pero estoy seguro de que van a salir muy bien. Sobre todo, quiero creer que el público se va a emocionar tanto como nosotros con estas nuevas versiones. Con el trío de cuerdas hemos desnudado las canciones para ponerles un nuevo ropaje. Y esa nueva ropa está llena de magia, les da una dimensión a las canciones que es arrebatadora.

¿Cómo ha sido ese proceso de “rehacer” canciones de hace 15 años?

Ha sido gracias a Joaquín Calderón, que es quien ha escrito los arreglos de cuerda. Todo empezó cuando a principios de verano quisimos hacer un concierto fin de gira especial. Yo siempre he tenido la ilusión y el sueño de hacer cosas con cuerdas. Entonces casi le obligué. Con Joaquín ya habíamos trabajado hace mucho tiempo en una canción del segundo disco, que se llama ‘Azul Cabeza Abajo‘. Esos arreglos son suyos. Entonces se los propusimos y le encantaron. Queríamos tocar 22 canciones, y le dejamos elegir las que él creyó que eran las propicias para convertirlas en canciones de cuerda. Él hizo su selección, quedamos, ajustamos un par de cosas y empezamos a ensayar con ellos. Desde el primer momento la sensación era maravillosa.  Además, vamos a interpretar temas de otro momento, maquetas que nunca han visto la luz o que nunca se han tocado en directo.

Granada, Sevilla, Madrid, Barcelona… ¿por qué estas ciudades?

Si te digo la verdad, son ciudades donde siempre hemos tenido buena acogida. Pero no ha sido el criterio principal. Buscábamos hacer cuatro fechas en teatros, porque queríamos que estos conciertos tan especiales pudiésemos contextualizarlos en un espacio que fuera propicio para ello. Las butacas, el silencio, el respeto que da para el espectador y para el artista estar en un teatro… no ha podido ser en todas las ciudades pero sí en Granada y en Sevilla.

Sevilla es evidente porque es nuestra ciudad; Madrid y Barcelona porque se nos quiere mucho y Granada, igual. Podían haber sido otras ciudades pero han sido estas.

Maga: “Nuestra segunda juventud, en cierto modo, es por la ilusión recuperada”
Fotografía de Patricia del Zapatero

Has mencionado que las canciones elegidas han sido 22, ¿cómo ha sido también hacer esa elección tan compleja?

En el criterio de selección había una cosa que estaba clara, y era que teníamos que tocar las 10 canciones correspondientes a Salto Horizontal. Entonces ahí nos quitamos la mitad, casi. Ya que era el fin de gira teníamos que tocarlas. Pero claro, tenemos la libertad de que llevamos un año y medio girando, las hemos hecho como son originalmente, entonces nos hemos tomado la libertad de poder llevarlas a la fórmula de este concierto. Que significa que algunas de esas canciones se tocarán parecidas al disco, pero otras se harán completamente diferentes. Ya que son nuestras canciones, hemos querido experimentar con ellas.

En esta nueva gira vais a tener muchas novedades: un trío de cuerdas, invitados, y el acompañamiento de María Hesse. Del trío nos has dicho que era algo que tenías entre ceja y ceja, ¿pero por qué lo demás?

Lo de María viene precisamente de una manera muy natural. Nosotros nos conocimos hace un par de años porque ella publicó una ilustración inspirada en la canción ‘Diecinueve‘. Entonces le contacté y le dije que me había encantado. Cuando me volví a vivir a Sevilla, montamos un experimento en Un gato en bicicleta, que es una librería de aquí, de la Alfalfa. Consistía en que yo tocaba unas canciones en acústico de Maga y ella mientras las ilustraba. A partir de entonces decidimos hacer muchas más colaboraciones porque quedó algo muy bonito.

Cuando surgieron estos conciertos, para que la experiencia fuera completa y diferente a todo lo anterior, se me ocurrió ponerle la guinda del pastel invitando a María a que ilustrara el directo dependiendo de lo que le fueran transmitiendo las canciones. Le ponemos el lienzo y ella se sube y se baja cuando quiere. Ella va plasmando de forma gráfica lo que le llega de las canciones.

El País publicó con vuestro regreso que “Maga estaba viviendo una segunda juventud”. ¿Cómo estáis viviendo vosotros este retorno?

La segunda juventud, en cierto modo, es por la ilusión recuperada. Nosotros cuando hicimos el parón fue porque hubo un momento en el que sentíamos que no podíamos darle nada más a la gente; estábamos desmotivados. Entonces, por ser honestos con nosotros mismos y con nuestros seguidores, decidimos poner al menos un “hasta pronto”. Y precisamente, lo que nos hizo volver fue el tener de nuevo esa ilusión por hacer música. Estamos viviendo una segunda juventud, sí, pero además con el bagaje y la experiencia de muchos años tocando, de tener más seguridad al hacer las cosas, qué pasos no volver a dar…

Maga: “Nuestra segunda juventud, en cierto modo, es por la ilusión recuperada”
Fotografía de Patricia del Zapatero

En 2017 fue cuando volvisteis con Salto Horizontal. ¿Qué balance podéis hacer desde entonces?

Pues muy bueno. La gira empezó poco más de un mes después de editar el disco y ya había gente cantando las canciones en el primer concierto. Eso nos emocionó mucho y nos motivó más para continuar. Nos dio ganas de seguir girando y hasta aquí hemos llegado. Un año y medio de gira, evidentemente, con altibajos. Hay conciertos que salen mejor, otros peor, público más o menos receptivo… pero la media ha sido grata. El reencuentro con el público reflejaba que claramente no se había olvidado de nosotros. Ha sabido apreciar la propuesta de Salto Horizontal, la ilusión y la calidad de las canciones, al fin y al cabo. Con esto te dan ganas de continuar y de hacer más canciones, más discos y volver a girar.

A causa de vuestro concierto de Sevilla había un perfil en redes sociales que regalaba entradas si se adivinaba cuál era tu frase favorita de Maga. ¿Después de tantos años es posible tener alguna favorita?

Va cambiando. Lo que pasa es que cuando me propusieron este reto, tuve que pensarlo. Qué frase me resulta evocadora y a cuál le tengo un apego especial. Me limité a Salto Horizontal porque es el trabajo más reciente. Y al final, es una frase de la canción Cuando nadie me escriba, es una letra de Javi, nuestro bajista, y dice: “Cuando nadie me escriba, no habrá sombra en la casa de llenar buzones con las hojas de mi terraza”. Me parece que tiene una carga emocional muy potente porque, primero, me parece que es una imagen muy sureña, muy de esta tierra, y es una cosa a la que no nos hemos remitido mucho en la carrera de Maga, y que de un tiempo a esta parte queremos reivindicar. Que somos de aquí y que nos hemos alimentado mucho de la esencia del Sur. Es una forma de homenajear a nuestra tierra. Me parece que describe la idiosincrasia de la Maga actual.

Fotografía de de portada de Patricia del Zapatero.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *