Julián Villagrán lanza el primer single de Asunción, su nuevo proyecto musical

Julián Villagrán (Asunción): “Me ha sorprendido muchísimo la gran respuesta del público hacia el disco”

Julián Villagrán es un artista todoterreno. Lo conocemos principalmente por su extensa trayectoria como actor, en títulos como Grupo 7 (cinta por la que ganó un Goya), Arde Madrid o Cuando los ángeles duermen. Pero ahora, este alma inquieta nos muestra otra de sus facetas a través de su nuevo proyecto, Asunción. La música siempre ha estado presente en su vida, y tras haber formado parte de varias bandas como guitarrista o ser dj en salas  de Madrid y Sevilla, ahora se enfrenta con mucha ilusión y determinación a una etapa muy personal. El pasado 24 de enero lanzó su primer EP, donde ha reflejado todas las influencias que han marcado su vida.

Julián Villagrán (Asunción): “Me ha sorprendido muchísimo la gran respuesta del público hacia el disco”
Fotografía de Assiah Alcazar

Aunque te conocemos principalmente por tu carrera como actor, has formado parte de diferentes grupos desde muy joven, has sido dj, promotor de salas, has compuesto temas para bandas sonoras…, ¿dónde nace esta inquietud por la música?

Desde muy pequeño tuve la suerte de que en mi casa había muchos vinilos de mi padre, que tocaba la guitarra, le gustaba cantar… Entonces desde pequeño tuve una guitarra en casa, y siempre me picó bastante. Con 13 años empecé a tocar, y luego ya monté grupos. De hecho, mi primer grupo fue con Rafael Cobos, que ahora hace Grupo 7 y La Peste; nos conocimos en el colegio, y con él fue mi primer grupo en Sevilla. Con Manolo Solo y Santi Amodeo toqué en grupos antes que hacer películas. 

Siempre he tenido esta inquietud, nunca la he dejado, aunque a veces la tuviera más como hobbie. Cuando llegué a Madrid, hace 22 años, también empecé a hacer grupos, y grabé algún disco con alguno de ellos tocando la guitarra. Pero no terminaba de estar del todo contento con la línea estética musical. Hace unos años empecé a modo de coña, a escribir canciones, y la cosa ha ido tomando cada vez más forma, y parece que esto se está poniendo cada vez más serio (risas). 

¿Cuál es el origen de Asunción? ¿Cómo llegas a ese momento que dices de empezar a componer tus propias canciones?

Empecé escribiendo algunas canciones, aunque yo no había escrito nada en mi vida. Juntando palabras y jugando un poco en casa, fueron cogiendo cada vez más forma. De repente tenía unas cuantas canciones, algo que me sorprendió, porque al principio pensaba que a quién le iba a interesar estas cosas. Pero poco a poco fui cogiendo más seguridad, fui cerrando más las canciones. Y hará un par de años que   me puse más en serio, porque el tema de actor me deja bastante tiempo libre a veces. En casa siempre he tenido como un estudio pequeño, en el que a veces he hecho música para alguna película u obra de teatro, y me puse en serio a terminar las canciones, me ilusioné mucho con eso, a tener una inquietud y una seguridad más fuerte, y me lancé al final a grabarlas. Es verdad que gracias a Ricardo Vicente, a quien conocí en un concierto que Sr. Chinarro dio en Madrid, fue quien me animó a escribir y a lanzarme a hacerlo. 

Y el nombre de Asunción, ¿de dónde viene?

Mi hermana y yo hemos estado viviendo juntos hasta hace poco, y teníamos unas tías en Trebujena, de donde somos. Ellas vivían juntas y se llamaban Asunción y Conchita. Nos fuimos a vivir juntos provisionalmente, y estábamos con la coña de que nos parecíamos a Asunción y Conchita. Por ahí empezó el nombre, pero luego se me ocurrió todo esto del imaginario de la Asunción de la Virgen, la subida a los cielos, mezclado con el carácter ravero que estaba cogiendo todo. Ese imaginario me hacía gracia, y dejé solo Asunción. Y es algo así como la Ascensión de la Virgen a los cielos a golpe de rave, y de música electrónica (risas). Empecé componiendo las canciones como temas pop con la guitarra, pero como estaba yo solo, y tengo un pasado así electrónico, le fui poniendo bases, y se ha vuelto más electrónico, de baile, pero sin dejar de ser canciones.

Julián Villagrán (Asunción): “Me ha sorprendido muchísimo la gran respuesta del público hacia el disco”
Fotografía de Assiah Alcazar

El primer EP, titulado también Asunción, se lanzó el pasado 24 de enero, ¿cómo ha sido la respuesta del público? ¿Qué feedback te ha llegado?

Me ha sorprendido muchísimo, porque ya saqué un single en noviembre, y he alucinado con la respuesta del público, de las escuchas que tiene. En dos meses tenía 30.000 reproducciones. Luego hemos sacado el EP, y una de las canciones ya tiene 2.500 reproducciones, además del single que saqué, que sigue subiendo. Estoy alucinando con la respuesta al salir de la nada, de empezar sin apenas promo, y ver que las canciones han enganchado de esa manera. 

El EP ha sido producido durante el verano de 2019 por Raúl Pérez en los estudios La Mina, ¿cómo ha sido la experiencia en el estudio?

Ha sido increíble, todo el mundo me lo había recomendado. Había coincidido varias veces con Pony Bravo, cuando viene a Madrid, voy a verlo siempre. De hecho, el mismo Ricardo Vicente hizo su último disco allí. Después, también, era íntimo amigo de Paula JJ, de Las Odio, que también ha grabado el último disco y algún single en La Mina… Todo lo que me llegaba era increíble. Lo conocí un día, le mandé la maqueta, y le pareció que podíamos hacer algo. Ha sido todo un hallazgo. De hecho, ya he cerrado fecha para hacer el segundo EP allí con él. La experiencia ha sido buenísima, porque él tiene un gusto con el que comulgo mucho. Los discos que había producido, desde Pony Bravo hasta Fiera, Guadalupe Plata… Ese sonido que tiene entre oscuro garagero, pero todo sonando muy bien. Tiene un gusto y una estética como opaca en cuanto al acabado del sonido, que comulga mucho conmigo. Y luego las ideas que hemos tenido en el estudio, que él me ha dado, ha sido todo super acertado. 

Este EP lo describen como breve pero intenso, ¿cómo lo describirías tú? ¿qué ha significado para ti?

El EP tiene tres canciones que son mías, aunque yo tenía más canciones propias. Teníamos una idea, que salió de un día en el que me invitó Paula de Las Odio a pinchar con ella en la Sala Sol. Yo llevaba el tema de Charol, ‘Sin dinero’. Lo pinché allí, a ella le hizo mucha gracia, y como fue una idea conjunta, por eso la invité a que cantara esta versión en el EP. Pero realmente tenía otras canciones mías, pero por cierta incertidumbre, si iba a interesar algo mío, quise usar el single como presentación. Aunque las dos canciones que más están funcionando son mías. Eso me está dando muchas fuerzas y alas para pensar que realmente puedo hacerlo, y seguir componiendo. 

Con las canciones que he hecho, al principio, la idea que tenía en la cabeza era la de hacer algo que en directo fuera casi una sesión de dj. Pero cuando llegué con esas canciones tan largas a La Mina, Raúl me dijo “creo que sobra mucha parte de estructura, cortaría algunas cosas de las canciones”. Esas canciones han quedado mucho más cortas con cambios bastantes intensos, y también con el empaque que les hemos dado finalmente con esta mezcla. Tengo mucha influencia de las estructuras en la manera de componer que tenían los primeros grupos a  los que empecé a escuchar. Lo primero que se escuchaba de electrónica en los ‘90 en el sur de España, que era ese rollo old school ravero inglés. Teniendo esa estructura, que es de canciones muy largas, y al haberla cortado tanto con Raúl de La Mina, han quedado más intensas y muy de baile las cuatro canciones. Y yo estoy muy contento con el resultado.

Julián Villagrán (Asunción): “Me ha sorprendido muchísimo la gran respuesta del público hacia el disco”
Fotografía de Assiah Alcazar

La influencia de la década de los ‘90 está muy reflejada en este trabajo, como has estado comentando, ¿qué tienen musicalmente esos años? ¿Por qué esa predilección por esta década?

Hasta entonces había sido rockero de toda la vida. Había tocado la guitarra en grupos, había tenido una influencia rockanrolera, de blues… También era el movimiento que había en Sevilla en aquella época en la Fun Club, había una actividad brutal por la Alameda. Pero llegó un punto en el que empecé como a experimentar con grupos un poco más psicodélicos. Entonces cuando ocurrió el boom de la electrónica a principios de los ‘90, para mí fue una revolución muy fuerte. Las referencias que tenía hasta entonces era muy del pasado o escuchaba a grupos con influencia de otros anteriores. Pero esa cosa tan nueva, tan rompedora con lo que se había escuchado antes, fue brutal. 

Hubo una moda que era super moderna y diferente en las raves que se empezaron a hacer en el sur de España, aunque realmente ocurría en todo el mundo. Por la influencia de la gente inglesa que había en Marbella, se organizaban unas fiestas que se llamaban Satisfactions, y las hacían cada fin de semana en un punto diferente de Andalucía. Hubo un boom de música inglesa de ese momento en el sur, que a mí me dio de lleno, y es algo que llevo en el tuétano y que no me puedo sacar por más que quiera. Luego he seguido pinchado en raves y en salas de Sevilla y Madrid. Me compré un montón de vinilos, de platos y cajas de ritmos, y evolucioné hacia otros estilos más techno, más house, más experimental… Pero ahora con los años he seguido escuchando pop y rock, y me ha venido con más fuerza todo eso que escuchaba al principio, de los grupos ingleses de las raves primeras que se hacían en Manchester y en Londres. 

Creo que mis canciones comenzaron siendo canciones pop, compuestas con la guitarra, pero como eso me conmueve muchísimo, he intentado dar ciertas pinceladas de ese estilo a las canciones poperas rockeras que yo tenía. Al final me ha salido un mejunje que define muy bien la trayectoria musical de mi vida, que no sé si a alguien le va a interesar, pero quien me conozca bien podrá ver la evolución lógica de a dónde han ido esas canciones.

¿Cómo estás viendo la escena musical en España? ¿Qué propuestas escuchas actualmente?

Cuando era más pequeño tenía mis prejuicios con la música española, aunque escuchaba a grupos, siempre solía mirar hacia fuera. No sé si es porque yo he evolucionado como persona, pero lo cierto es que la música de ahora me llega mucho más. Hay una escena indie rockera popera y electrónica en España que es alucinante. También los grupos cada vez tocan mejor, las producciones con toda la entrada de lo digital, de que te lo puedas hacer en casa, de internet, de la cantidad de tutoriales de YouTube con los que se aprende a producir en casa… Es cierto que ahora las producciones que hay y los que se hace aquí en España, no tienen nada que envidiar en creatividad y en gusto a cualquier cosa que se hace fuera. Yo comulgo con muchos grupos, por ejemplo, León Benavente, me parece un grupazo increíble. Me encanta El Columpio Asesino o también me sorprendo a mí mismo yendo a conciertos de Tulsa, porque me gusta mucho el directo que tiene. Pero si tengo que nombrar a un grupo que realmente me influyó mucho en mi transición, y que no faltaba a ningún concierto, no solo por la cercanía, sino porque me encantaba lo que hacía, era Maga. Lo conozco de hace tiempo, sobre todo a Javi Vega, pero sí que realmente me encantaba lo que hacía, cada vez que venía iba a verlo, y me flipaba. Este grupo me ha ayudado a abrir la mente a cantar en español, a no tener complejos de hacer canciones pop.   

Diseño de Boo

El próximo 20 de febrero presentarás en Madrid (Espacio Conde Duque) este trabajo, ¿qué tienes preparado para esta cita? ¿estás nervioso?

La verdad es que estoy muy nervioso. Ya he hecho cuatro conciertos yo solo, y era un poco locura llevar este proyecto al directo conmigo mismo. Ahora por fin voy a hacerlo con un músico, con Charlie Bautista, que se encarga de la parte de las secuencias, de toda la electrónica. Mientras que yo me voy a encargar de cantar y de tocar la guitarra. Hay un poco más de expectación, habrá prensa, presentación de EP, es en un sitio muy guay, el espacio es increíble como suena y es súper bonito, y tengo bastantes nervios. Ahora tengo menos peso porque no lo tengo que hacer yo todo, y me lo estoy preparando bastante bien. Queremos hacer como un pasaje de dj y canciones, que no sé que tal quedará. Estoy trabajando mucho en eso, y tengo buenas expectativas. 

¿Qué futuro tendrá Asunción? ¿Lo vas a compaginar con tu carrera de actor?

Ahora he tenido suerte porque justo acabo de terminar El Ministerio del Tiempo, y eso me da sustento. En este momento la música me supone un agujero negro un poco ruinoso, ya que la situación en España para los músicos es muy difícil. Algo de lo que me estoy dando cuenta. Esto es un sueño que quería cumplir, pero no es nada rentable. Estoy muy ilusionado con todo esto, en este momento de mi vida estoy más centrado en Asunción, que en cualquier otra cosa. También porque he tenido la suerte de que ha resurgido El Ministerio. Es bastante cómodo para mí, porque tengo muy pillado el personaje y como tampoco tengo tanto protagonismo en la serie, me ha dado pie a poder compaginar ambas cosas. Ahora mismo estoy centrado únicamente en Asunción, y me da miedo a que me salga un proyecto muy interesante como actor, que me pueda apartar de esto. Pero por el momento tengo un tiempito para poder dedicarlo a Asunción, voy a hacerlo a tope. Ya tengo fecha para entrar en La Mina para grabar un siguiente EP, tengo una oficina de management que es la misma que la de El Niño de Elche, que funciona muy bien… Estoy rodeándome de un equipo de distribución, de comunicación, etc., que me está ayudando a impulsar este proyecto, que es mi objetivo prioritario ahora mismo.

Fotografía de portada de Inma Flores.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *