Alice Wonder: “Cada vez disfruto más tocando en directo y cantando”

Recientemente ha publicado su primer LP, Firekid, todo un viaje íntimo en el que nos hace partícipes de sus vivencias personales, donde la música se convierte en el vehículo perfecto para transmitir sus emociones y llevarnos por un camino lleno de emociones. Alice Wonder presentará este álbum el 15 de febrero en la sala Joy Eslava de Madrid. Pero este fin de semana, tiene una cita con el público sevillano en el Picnic Interestelar.

Alice Wonder publica su primer disco, ‘Firekid’

El 31 de agosto se publicó tu primer álbum, Firekid, ¿cómo estás viviendo estas primeras semanas desde su lanzamiento?

Todavía no me creo que haya gente a la que le llegue mi música. Voy a un concierto y veo a alguien canturrear una canción mía y me siento en un mundo surrealista. Firekid es mi primer álbum, nunca sacaré otro primer álbum. Y está siendo increíble.

¿De dónde nace tu pasión por la música?

Supongo que al tener instrumentos cerca de casa la música siempre ha sido como un juego para mí, en el que vas pasando niveles y montando tu mundo a tu gusto. Empezó como tal y ahora es el mundo al que recurro cuando no me encuentro en el real.

Comenzaste a compartir tu música desde tu habitación con tu guitarra y tu piano, grabando tus propias versiones de temas de artistas como Nirvana, The Script, The Beatles, Nina Simone, Rihanna o Beyoncé, ¿en qué momento te decidiste a dar este paso?

En cierto momento le perdí el miedo a la música. Mis amigos me animaron a hacerme una cuenta de instagram y ver cómo crecían los seguidores era simplemente increíble. Fue como una señal de que, quizás, sí que podía hacer algo con mi pasión por interpretar. Quiero llegar a transmitir como esos grandes que me calan a mí tan dentro.

Firekid ha sido producido por Ángel Luján con la colaboración de Jorge González, de Vetusta Morla, ¿qué has aprendido de trabajar junto a ellos?

Jorge González junto a Josechu Gómez formaron Infarto Producciones y ellos me acogieron y asesoraron desde el primer momento intentando hacerme crecer como artista antes que como nada más. Ellos llevan la parte de producción ejecutiva, aunque es cierto que Jorge ha tocado algún sinte en Firekid al igual que Josechu fue el gran batería de mi primer trabajo, Take Off.

Ahora bien, en cuanto a producción musical, Ángel Luján ha sido el que ha reunido todas las piezas y colores necesarios para darle un sentido al viaje que es el álbum, en mi opinión. Creo que ambos pensamos que hay canciones mágicas pero el conjunto entero tiene un sentido global que hacía tiempo que no escuchaba. De todos estoy aprendiendo mucho, pero sobretodo de que este mundo de la industria es duro (al igual que muchos otros…), y lo más sabio que puedes hacer es mantenerte real e intentar alejarte de lo que te hace daño, ser tú mismo y lentamente ir trazando tu camino sin agobios.

¿Qué vamos a encontrar en Firekid?

Un viaje. Quizás una historia que trata sobre la pérdida de uno mismo, el desamor, y lentamente lo encuentra de nuevo dentro y fuera de sí. Son canciones que datan una época de mi vida muy importante, en la que me decido a ser músico, subirme a un escenario y cantarle mis penas a desconocidos. Lo titulé Firekid porque es el primero y quería recordarme cómo mi fuego más primario me llevó a hacer lo que hice. Creo que todos llevamos un Firekid dentro y hay que escucharlo porque muestra nuestro talento más puro.

¿Qué han inspirado tus canciones?

Momentos de nostalgia, de fragilidad y de ira. Sentimientos encontrados, sueños y recuerdos.

En 2017 publicaste tu primer EP, Take Off, ¿qué diferencias vamos a encontrar entre este trabajo y Firekid?

Take Off son tres canciones que compuse en el instituto. Take Off es el inicio del juego. Es el “despegue” de un mundo interior muy grande, supongo. Firekid es el segundo nivel: bienvenida al mundo real.

A pesar de tu juventud y de tu corta trayectoria profesional, muchos te sitúan como una de las futuras voces de referencia de la escena musical de nuestro país, ¿qué sientes cuando escuchas esta respuesta de la gente?

¡Me parece increíble! Si me dijeran que alguien iba a opinar esto de mí unos años atrás no me lo creería. Es todo un honor y un halago y una suerte que la gente valore mi música y vibre junto a mí. Disfruto cada vez más tocando en directo, tocando el piano, la guitarra, cantando, llegando a lugares que no conocía… y que haya gente que siga mis pasos torpes, es emocionante.

James Bay, Adele, Ed Sheeran, Sam Smith, The Script son artistas que tienen un sonido muy parecido al tuyo, y además has interpretado algunas covers de sus canciones, ¿son estas tus influencias? ¿qué te gusta de artistas como ellos?

Todos los artistas que nombras son artistas impecables que han luchado por sus sueños y se nota en sus melodías y en sus letras. Creen en el arte, y eso me influencia. De cada uno podría recordar una canción para siempre, aunque es cierto que en mi música diaria se encuentran cosas todavía más indies y más rock como Radiohead, Bon Iver o Chopin.

¿Qué significa la música para ti?

No sé lo que significa para mí la música. Pero sí sé que cuando cierro los ojos y pulso notas al azar en el piano me imagino entrando en un submundo mío propio. Es sólo mío. Y yo decido si lo comparto, y si lo comparto, cualquiera decide si quiere entrar conmigo y compartirlo también. Puedo generar emociones, encontrarme cuando me siento perdida, perderme cuando no me encuentro. Es… eso.

¿Dónde te gustaría verte a medio plazo?

Siendo feliz. En cualquier lugar con la conciencia tranquila viendo a mis amigos y a mi familia felices también. Nunca podría serlo si ellos no lo fueran, y sonará impostado, pero la verdad es que si no lo escribo, quizás se me olvide… Tocar y cantar y publicar canciones y producirlas me dan la vida (y me la quitan). Sin embargo, mis amigos y mi familia son los que me sostienen.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *