…y Tom Petty sonrió

En 1946, el director de cine Frank Capra acuñó una frase mítica con el título de su película  It’s a Wonderful Life, en español, ¡Qué bello es vivir! Ayer, tras asistir al genial espectáculo musical celebrado en la sevillana sala Malandar, no queda más remedio que gritar henchido de satisfacción: ¡Qué bella es la música! Ojalá los problemas y las controversias que asolan al mundo se solucionaran mediante una manifestación artística como ésta, capaz de unir a los seres humanos. Qué poder tendrá la música que despierta los mejores instintos en las personas. Porque de otra manera es difícil entender que un grupo de cantantes se reúna para, con tan sólo una semana de preparación, ofrecer un concierto tributo al recientemente fenecido (el 2 de octubre, en vísperas de cumplir 67 años) Tom Petty. Poco más de mes y medio después de su desaparición, sus fans siguen lamentando su ausencia. De este fatal suceso surgió la idea de organizar un homenaje a título póstumo. Suso Díaz y Jaime Hortelano, de Rock’n Rolla, y Guillermo Alvah, de Guillermo Alvah y los Predicadores, se erigieron en los promotores de un reto que ha lindado entre el respeto y la admiración.

tom petty
Fotografía de Andrea del Zapatero

Ayer en Malandar, The Great Wide Open, banda creada ex profeso para este tributo, y en honor al octavo  álbum de estudio publicado por Petty (Into The Great Wide Open) en 1991, con los referidos Suso Díaz y Jaime Hortelano, en compañía de Carlos Abad, Fran Rosado, Guille Luceño y Domingo Díaz le han rendido un dignísimo y plausible homenaje. Pero, además, se han rodeado de otros cantantes, hasta un total de ocho, que han querido asimismo participar en un espectáculo musical de un buenísimo nivel. Dani Kussa, Juano, Alexis, el referido anteriormente Guillermo Alvah, José Romero, Rafa Toro, Alberto García y Luis Abad. Este último ha interpretado el tema ‘Handle with care’, de Travelling Wilburys, la superbanda que crearon George Harrison y Jeff Lynne, y que conformaron también Roy Orbison, Bob Dylan y el añorado Tom Petty.

tom petty
Fotografía de Andrea del Zapatero

Este tributo comenzó con ‘Refugee’, del álbum Damn the Torpedoes. A partir de ahí, el espectáculo fue subiendo en intensidad, pasando por ‘I need to know’, ‘Learning to fly’, ‘Here comes my girl’, ‘Breakdown’, ‘Mary Jane’s last dance’, ‘Free fallin’,’ The waiting’, ‘Handle with care’, ‘Don’t come around’, ‘You don’t know how…’, ‘Yer so bad’, ‘Into the great wide open’, ‘Even the losers’, ‘You wreck me’, ‘Crawling back to you’, ‘Wildflowers’, ‘Runnin down a dream’, ‘I won’t back down’, ‘My back pages’ y el tema fetiche ‘American girl’, con el que el nutrido grupo selló una velada para enmarcar. Catorce músicos, además de la tierra, ahí es nada, ofrecieron ayer un homenaje propio de un artista de la talla de Tom Petty: 21 canciones en dos horas. Por esta razón, hubo quien dijo que éste, allá dondequiera que esté, tras las últimas notas de ‘American girl’ asintió y sonrió orgulloso.

Fotografía de portada de Andrea del Zapatero.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *