kakkmaddafakka

Kakkmaddafakka lo ha vuelto a hacer

Han pasado unos días desde la última actuación del grupo sueco en Sevilla, en la Sala Fanatic, y todavía hay canciones y momentos que permanecen en la memoria de quienes acudieron a la cita. El ciclo Budweiser, que comenzó el día previo en la Sala But de Madrid, ya presagiaba lo que a la capital hispalense le esperaba: después de su colaboración en el programa La Vida Moderna, pudimos ver que Kakkmaddafakka adora al público español. Y Sevilla no iba a ser menos.

kakkmaddafakka
Fotografía de Andrea del Zapatero

Los de Axel Vindenes se reencontraban con un público efervescente y ansioso por volverles a ver. Ha sido la tercera vez que tocan en Sevilla, aunque desde la segunda  tan solo ha transcurrido un año. Pero el poco lapso de tiempo transcurrido entre uno y otro no fue un impedimento para que incluso hubiera quien repitiera con respecto a aquella ocasión. Al parecer, fue duro tener que esperar un año, y con una Fanatic casi al completo, Kakkmaddafakka, con una puntualidad británica, comenzó a hacer temblar la sala desde su primera canción, ‘Touching’.

Dicho concierto era con motivo de la presentación de su último álbum, Hus, publicado el pasado septiembre, y aunque el grupo cantó temas del mismo, como ‘Neighbourhood’ o ‘Blue Eyes’, hubo tiempo para canciones que ya son hits de la discografía de estos suecos tan peculiares, ‘Restless’, ‘Forever alone’ o ‘Is She’, uno de los momentos álgidos de la noche por la importancia que comentábamos anteriormente en la que el público se volcó en su totalidad.

kakkmaddafakka
Fotografía de Andrea del Zapatero

Es indudable que pese a la juventud de los componentes del grupo, Kakkmaddafakka se postula como una banda de máxima calidad. Con influencias que rozan el rap, jazz, disco, pop o rock (géneros tan dispares entre ellos), con un nombre complejo a la par que curioso, y con un carisma propio de una banda que sabe lo que hace, Kakkmaddafakka hace disfrutar. Y tenemos una suerte increíble de que adoren tanto a España, porque de este modo, no hay lugar a dudas de que nos volveremos a ver pronto.

Fotografía de portada de Andrea del Zapatero.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *