El fin de fiesta que Mark Knopfler merecía

El fin de fiesta que Mark Knopfler merecía

A pocas horas del comienzo de su concierto ante el público cordobés, Mark Knopfler anunciaba su inminente retirada. Tras finalizar su gira Down the road wherever, en la que actualmente se encuentra inmerso, dejará los escenarios. De hecho, el propio cantante escocés durante su concierto de ayer en la Plaza de Toros de Córdoba lo dijo de manera personal: “gracias por el apoyo que durante tantos años me habéis dado, pero ya es hora de decir adiós”.

Y no es para menos, hasta nuestros mayores ídolos necesitan su descanso. Pese a esto, el exvocalista de Dire Straits rindió un homenaje a toda su carrera en la pasada noche cordobesa del 29 de abril. Siendo este uno de sus últimos conciertos en España, fuimos muchos los que nos congregamos allí desde distintas partes de, como mínimo, Andalucía.

El fin de fiesta que Mark Knopfler merecía

Un repertorio medido

Aunque hubo tiempo para dedicarles su momento a canciones de su pasada trayectoria, como ‘Romeo and Juliet’, ‘Your Latest Trick’ o ‘Telegraph Road’, las canciones que el británico ha ido componiendo en solitario brillaron por sí solas. ‘Nobody does that’ (perteneciente a su último trabajo y con la que abrió el concierto), ‘Sailing to Philadelphia’, ‘Silvertown Blues’ o ‘Heart Full of Holes’ fueron algunas de las elegidas por Knopfler.

Por otra parte, habría que destacar varias cosas. Entre ellas, el conjunto y la calidad de la banda que le acompaña, la cual sonó en perfecta armonía. En este tipo de conciertos se demuestra por qué algunos artistas están donde están: juegan en otra liga. El concierto de Mark Knopfler fue en parte para los fans más acérrimos que le han acompañado, pero sin duda, también para los que se han ido adhiriendo gracias a sus últimos trabajos. Fue un concierto para el disfrute de todos aquellos a los que nos encanta ver a las grandes estrellas del rock que han marcado la historia.

El fin de fiesta que Mark Knopfler merecía
Fotografía de Patandi

El adiós de un genio

Para finalizar, que no menos importante, con artistas como Mark Knopfler hay que tener en cuenta que algunos de estos están detrás (o delante, según se mire) del nombre de una gran banda; en su caso, la mítica Dire Straits. Es normal que quieran desligarse, en alguna medida, de ella, ya sea por algún motivo personal, profesional o, simplemente, porque sí. Y huyan de algunos temas que le han dado la gloria musical con el grupo en cuestión. Pero que una parte del público vocifere ‘Sultans of Swing’ a una persona que intenta contarle algo no es de recibo, como ocurriera en algunos momentos de sus intervenciones. Pedirle ‘misticismo’ a alguien que está en otro momento de su carrera, es arrogante y bastante ignorante.  Porque, efectivamente, Mark Knopfler, el gran maestro de la guitarra no consideró oportuno interpretar ayer (como viene siendo habitual en su actual gira) ese impresionante tema que popularizara con Dire Straits. Quizás, porque desde hace varios años es justamente Mark Knopfler, y no Dire Straits. Pero aun así nos subió al cielo con su estilo inconfundible, sus canciones de ayer, de hoy… y de siempre, y cerró la cita, la de su despedida con el público andaluz, y español, con dos composiciones que enardecieron a sus seguidores: ‘Money for Nothing‘ y ‘Going Home‘, de la banda sonora de Local Hero.

Por suerte, pudimos disfrutar una vez más en vivo, aunque sea la última, de los temas con los que Mark Knopfler ha querido ser recordado.

Por siempre, gracias eternas.

Fotografía de portada de Patandi.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *