una canción

Una canción (Sergio Alberruche, 2015)

‘Una canción’: una historia de dudas y contradicciones vitales

Un personaje marginal psicológicamente busca su paz interior a través del amor-desamor por una mujer. Jairo renuncia a la vida cotidiana para encontrar su sitio en una sociedad cuyas costumbres y normas caminan a contracorriente con sus sentimientos. A veces recuerda al Holden Caulfield de El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger,  aunque en pleno siglo XXI. Es un personaje que no quiere-no puede adaptarse a los parámetros establecidos en las relaciones humanas. Por un lado, no tiene valor para comprometerse ni en el amor, ni en el trabajo, ni en las relaciones familiares, ni en las amistosas. Huye de los convencionalismos. Pero no se sabe si esa falta de valor viene motivada por su incapacidad para ajustarse al modelo establecido de convivencia o a su inapetencia a hacerlo. Muestra su cobardía huyendo, rompiendo sus vínculos con sus parejas cuando se siente próximo al compromiso, renunciando al empleo o recelando de sus padres. El autor ha sido capaz de crear un personaje vulnerable pero de ideas fijas, que nunca da un paso atrás en la búsqueda de sí mismo.

El autor

Sergio Alberruche Oter (1982) es escritor y periodista. En la década de los noventa se inicia de forma aficionada en el periodismo y comienza a escribir sus primeros relatos. Con la llegada del siglo XXI pasa del periodismo amateur al profesional y su desempeño como periodista le lleva a ganar la primera edición del Premio de Periodismo Deportivo de la provincia de Guadalajara, gracias a su reportaje Un laurel para la eternidad. Un galardón que volvería a ganar dos años después, en la tercera edición del premio, merced a su reportaje Éxodo alcarreño. Bloguero desde el año 2008, su novela Una canción  (2015) es el ejemplo más reciente de su literatura, descrita por algunos lectores como “adictiva, dura, salida de las entrañas, brutal pero tierna, que te atrapa desde el principio o de las que te dejan un sabor a melancolía, invierno, derrota.”

Reseña del editor

Jairo y Lalla viven un amor común en una ciudad como cualquier otra, con amigos, familia trabajo y un posible largo futuro, como el de otras tantas parejas jóvenes, para enfrentar y crear juntos. Como en una canción triste, la felicidad se detiene cuando Jairo descubre que Lalla lo ama y decide terminar la relación para iniciar un azaroso camino, solitario y melancólico, lleno de intentos de huida; de huidas incompletas, visitas al psiquiatra, depresiones, recuerdos del pasado, mujeres y alcohol.

Éramos dos personas solitarias con muchos amigos. Sin corazón, por miedo a que alguien nos lo robara para siempre. Arrepentidos de mostrar alguna vez nuestra verdadera personalidad, de que llegara la estrella que nos enseñaría el camino de la felicidad.”

La mirada interior de un joven corazón nos impulsa a considerar si el amor por el otro vale el esfuerzo que requiere una vida compartida o si la libertad, el placer inmediato y, sobre todo, el quedar fuera de una vida ordinaria compensan la soledad.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *