Matador. Mi autobiografía (Mario Alberto Kempes, 2019)

Matador. Mi autobiografía (Mario Alberto Kempes, 2019)

Quizás, una de las mayores satisfacciones que pueda llevarse alguien no es que los suyos le admiren y quieran. Eso se da por supuesto. Pero que esa admiración, e incluso el cariño, llegue de parte de quienes han sido sus rivales hace más grande la figura de esa persona. En un mundo tan competitivo como el fútbol, al que el reconocimiento al adversario le es tan ajeno, es digno de aplaudir que exista alguna excepción. Y esta es, sin duda, Mario Alberto Kempes, un cordobés, de Argentina, de Bell Ville, donde nació el 15 de julio de 1954, que triunfó en el caprichoso profesionalismo del fútbol. Y lo hizo con sus extraordinarias condiciones, pero también por su saber estar. El Matador fue ídolo dentro y fuera de las canchas; respetado por los suyos, pero también por los rivales. Aunque su dorada trayectoria en el balompié no fuera, precisamente, un camino fácil. Sobre esto y muchas cosas nos habla Mario Alberto Kempes en Matador. Mi autobiografía (editorial Sargantana), un libro que trata sobre el deportista de élite que fue y de la persona que siempre será. 

Matador. Mi autobiografía (Mario Alberto Kempes, 2019)

Algo más que fútbol

Matador. Mi autobiografía habla sobre el fútbol; más concretamente sobre la rica trayectoria deportiva y profesional de Mario Alberto Kempes, una de esas personas tocadas con una varita para triunfar en su profesión desde que desde  sus raíces en Córdoba fuera creciendo hasta llegar a lo más alto. Pero si a esa «estrella» con la que llegó al mundo no le hubiera añadido trabajo, dedicación y mucha capacidad de sacrificio, hoy en día no estaríamos hablando de uno de los mejores futbolistas argentinos que han jugado en el fútbol español. 

Pero Mario Alberto Kempes nos dice en Matador. Mi autobiografía lo importante que es para un chaval que empieza una familia estructurada que marque el tempo, la existencia de alguien que le conduzca correctamente, como lo fue su propio padre, quien desde el sentido común y la disciplina le enseñó el camino que debía seguir. Él le antepuso los estudios obligatorios a su incipiente carrera futbolística, a pesar de ver en su vástago un potencial enorme para el fútbol. También fue determinante su progenitor a la hora de tomar decisiones relevantes en momentos clave, como en los sucesivos fichajes por el Instituto de Córdoba, el Rosario Central y el Valencia CF. Y algo muy especial en el desarrollo profesional de cualquiera, el no creer que lo tiene todo hecho, el conocimiento de lo efímero del éxito.

Matador. Mi autobiografía (Mario Alberto Kempes, 2019)
Fotografía de Patandi

Desde Córdoba al triunfo

Kempes nos relata sus primeros pasos vitales, sus comienzos en el fútbol, sus inicios y su consolidación en la selección nacional de Argentina, lo máximo para cualquier futbolista de aquel país, la emoción de ser campeón del mundo en el campeonato celebrado en 1978…; incluso, la manera como algunos compatriotas confundieron erróneamente el triunfo mundialista de la albiceleste con la política, al considerar al combinado dirigido por Menotti una herramienta propagandística de la dictadura militar que entonces lideraba Videla, o cómo les afectó a él y a sus compañeros de la selección la muerte de Juan Domingo Perón cuando disputaban el campeonato del mundo de 1974 en la entonces República Federal de Alemania o el derrocamiento de la presidenta  María Estela Martínez de Perón mientras realizaban una gira de partidos amistosos por Europa.

Matador. Mi autobiografía (Mario Alberto Kempes, 2019)
Fotografía de Patandi

Una historia para ser contada

En su libro, el cordobés usa un estilo directo y ameno que llega con facilidad al lector, con momentos emotivos y de buen humor. Nos refresca la memoria mencionando pasajes de la historia del fútbol vividos o nombrando a estrellas del balompié, tanto argentino, como Fillol, Maradona, Bochini, Bertoni, Ardiles…, como español, Reina, Eloy, Migueli… o del resto del planeta, como Cruyff, Pelé, Lato, Rivelino o Platini

Incluso explica el origen de su apodo El Matador. Contra lo que muchos piensan, no obedece a su estancia en el Valencia CF y en España y su relación con la fiesta taurina. Sino a la promesa que le hiciera el reputado periodista argentino Gordo Muñoz: «Cuando hagas más de dos goles en un partido, te voy a poner un sobrenombre». Y así fue como al marcarle cuatro goles al Banfield al domingo siguiente le apodó El Matador Kempes.

En fin, Mario Alberto Kempes nos recuerda su pasado futbolístico, pero nos acerca a la persona, a alguien que con su carisma se hizo con el respeto y la admiración de sus rivales, que triunfó allá donde jugó (fue máximo goleador de la liga española con el Valencia CF) y que hoy en día es patrimonio de todos.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *