Historia de una estrella sin nombre (Blas Cantó, 2020)

Historia de una estrella sin nombre (Blas Cantó, 2020)

El pasado mes de junio Editorial Planeta (a través de su sello Ediciones Martínez Roca) publicó Historia de una estrella sin nombre, la autobiografía del cantante Blas Cantó. A lo largo de sus doce capítulos, el artista nos va desgranando cómo ha sido su vida, desde su infancia hasta la actualidad, con la música como motor de todo. Pasando por su trayectoria en la banda Auryn, y lo que ha supuesto para su formación. Todo ello además nos sirve para conocer más de cerca al Blas Cantó persona.

Historia de una estrella sin nombre (Blas Cantó, 2020)

Si estás esperando una historia de superación y de autoayuda, ya puedes prepararte un café y ver pasar el tiempo, porque en estas páginas no encontrarás nada de eso. Estos son mis pensamientos, mi manera de ver el mundo, mis historias; lo que ya he contado en una entrevista y lo que jamás oíste de mí. O tal vez sí”. De esta manera, Blas Cantó comienza el complicado ejercicio de abrirse a su público y a todo aquel que lo quiera conocer más de allá de su faceta de artista. Nos abre su corazón y su alma en esta biografía escrita en primera persona. Donde expulsa todas sus inseguridades y dudas generadas a lo largo de su vida. 

Desde que era un niño, en Ricote (Murcia), donde vivía con su madre, sus abuelos y su tío, tenía claro que lo suyo era cantar. Comenzó con tan solo tres años, y su talento no pasó desapercibido para nadie en el pueblo. Cantó en la iglesia, fue monaguillo, posteriormente pasó por concursos como Veo veo o Eurojunior, llegando a ser conocido en el ámbito nacional por formar parte del grupo Auryn, en el que se fue forjando como artista. 

Historia de una estrella sin nombre (Blas Cantó, 2020)

Blas Cantó declara en uno de los capítulos de Historia de una estrella sin nombre que, “en el escenario me siento libre y grande”. Unos sentimientos que conviven y luchan con otros, ya que leyendo sus páginas encontramos a una persona tímida, autoexigente y perfeccionista. Algo contra lo que el cantante lucha a diario, como explica en las páginas de su autobiografía, y que seguro servirá para que mucha gente se sienta identificado. 

Pero también nos encontramos a un Blas Cantó sin miedo a arriesgar para seguir creciendo, y siempre fiel a su intuición. Así como una persona honesta con él mismo y con su entorno, algo de admirar en los días que vivimos. 

Historia de una estrella sin nombre es un ejercicio valiente de su autor que nos permite comprenderlos más a él y a su música. En el que nos habla de momentos complicados de su vida, pero también de los más felices, en los que no faltan su familia, Beatriz Luengo, Ricky, Dangelo o Rocío Crenes, algunas de las personas más importantes de su vida.En Historia de una estrella sin nombre hay que destacar las fotografías que encontramos en sus páginas. Algunas del archivo personal de Blas Cantó, las más familiares y personales, y otras de Javier González, que se ha encargado de captar cada momento de la trayectoria profesional del artista en solitario.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *