El fuego invisible (Javier Sierra, 2017)

El fuego invisible (Javier Sierra, 2017)

Difícilmente hubiera imaginado el joven David Salas, profesor de Lingüística en el Trinity College de Dublín (Irlanda), que sus inminentes vacaciones de verano se iban a convertir en una experiencia única que le llevarían a descubrir su verdadero yo, el personal y el artístico. Animado por la directora de estudios del centro, Susan Peacock, David decidirá volver a España y a su Madrid natal con la consigna de hacerse con un extraordinario ejemplar de un libro antiguo, en concreto, un Primus calamus de Juan Caramuel. Así comienza El fuego invisible, de Javier Sierra.

Tras su reciente doctorado, David Salas se encuentra en su mejor momento profesional. La lectura de su tesis basada en el filósofo griego Parménides  y su prometedor futuro, elogiado por sus mentores, le colocan en un sitio de privilegio.

El fuego invisible (Javier Sierra, 2017)

No fue fácil convencer a David para que en su agenda estival apuntara a España como destino. Pero la insistencia y la persuasión de Susan Peacock, en connivencia con la madre del joven profesor, Gloria, a quien conoce desde años atrás, harán que realice  este viaje que no podrá olvidar nunca. No en vano, David realizará, además, un viaje interior lleno de emociones, en el que contará con la compañía de la afamada escritora Victoria Goodman, amiga a la vez de su difunto abuelo, el celebérrimo José Roca, afincado en Dublín y una persona clave en su vida, ya que él sentó las bases de su desarrollo personal y formativo ante la prematura ausencia de su padre. Él le enseñó lo que es el “fuego invisible de la creatividad”.

Como “una novela transmutadora sobre la búsqueda del origen de las ideas y la fuente de la creatividad” ha sido definido el hasta ahora último trabajo de Javier Sierra (Teruel, 11 de agosto de 1971), con el que ganó en 2017 la LXVI edición del Premio Planeta de Novela. Una obra ésta, intensa, con una enorme carga de intriga y tremendamente documentada por su autor, que nos hace testigos de una historia emocionante en busca de ese fuego invisible que sólo unos pocos elegidos llevan dentro. El valor, el poder y el origen de las palabras serán el hilo conductor de la trama.

javier sierra
Fotografía de Ricard Cugat

Paula Esteve, una joven historiadora, colaboradora de Victoria Goodman, será otro de los personajes clave en un entramado que va derivando hacia un destino insospechado por el lector. Ella le conducirá hacia la elogiada escritora, y entre ambas intentarán introducirlo en una especie de academia elitista de creadores llamada La Montaña Artificial. Desde ahí intentarán saber, partiendo de la obra inconclusa de Chrétien de Troyes, Li contes del graal (El cuento del grial), de 1180, precisamente, qué es el grial: ¿algo material, como la copa que usó Jesús en la Última Cena, o algo intangible?  “Que el grial sea un mito y su patria sea la literatura lo convierte en algo más cercano que si fuera una reliquia venerada en un templo…”, se dice a lo largo de la novela.

Misterio, intriga, asesinatos (como el del alumno de Victoria Goodman, Guillermo Solís), lugares monumentales de España, literatura, filosofía… muchos ingredientes conforman El fuego invisible de Javier Sierra, que eleva la condición de escritor a lo sublime: “¿Y qué cree que concede la buena literatura a un escritor sino la inmortalidad? Un escritor, querido, es como un caballero del grial. Es capaz de hazañas imperecederas, de crear de la nada cosas fabulosas que asombrarán a los siglos”.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *