El club de los execrables (Malcolm Otero y Santi Giménez, 2018)

El club de los execrables (Malcolm Otero y Santi Giménez, 2018)

Hay veces que es difícil separar entre la obra y el autor. Son numerosos los casos de actores, músicos, productores… que han salido recientemente a la palestra. Más o menos fan del que se nombre, a veces nos vuelve a costar ver su obra después de los escándalos. Pero tenemos que admitirlo: nadie es perfecto, y alguno de nuestros más admirados resultan tener un lado muy oscuro.

Dejando atrás el debate que acabo de crear, esto es algo que se refleja en El club de los execrables (Ediciones B). Esta obra nace de las mente del editor Malcolm Otero y el periodista Santi Giménez (además cuenta con prólogo de David Trueba). Juntos y gracias a la sección que tienen en la emisora catalana RAC1, han podido investigar sobre las actitudes y claroscuros de personajes reconocidos. No dejan títere con cabeza. Y quizás por eso mismo nos encanta. En este libro  recopilan todos los datos peliagudos de nuestros personajes históricos más importantes, desde Gandhi hasta Marlon Brando pasando por Lady Di o Churchill.

El club de los execrables (Malcolm Otero y Santi Giménez, 2018)

Desde El club de los execrables nos muestran la realidad de personajes que han pasado el filtro de ‘míticos’, desde la sátira y la realidad de la situación. Quizás, sobre todo, nos sorprenden más los capítulos dedicados a nuestros referentes más pacíficos como Gandhi o María Teresa de Calcuta. Nos demuestran, una vez más, que nadie es perfecto. Cabe matizar que los acontecimientos que se nos muestran se ven desde la perspectiva de la actualidad. Es decir, ahora tenemos más conciencia sobre ciertos movimientos como el feminismo, o posturas, como el racismo.

Creo que es un libro que puede disiparnos bastantes dudas sobre convicciones o sobre cómo terminamos mitificando o admirando a los personajes más allá de la persona, sin tener en cuenta este factor tan importante. Como he mencionado previamente, es complicado separar la postura del artista frente a la personal, y por libros como estos descubrimos muchos detalles que se nos escaparían de otra manera y nos ayudan a llevar este debate con más realismo.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *