...y los Machado volvieron a Sevilla

…y los Machado volvieron a Sevilla

En realidad, nunca se fueron. Al menos, quienes admiran sus obras siempre han estado ligados a Antonio Machado y a Manuel Machado. Pero ocurre que desde el 23 de febrero y hasta ayer viernes 24 de mayo, la Fundación Unicaja ha dado la posibilidad de disfrutar de gran parte del legado de ambos. Con el nombre Los Machado vuelven a Sevilla, la referida institución ha puesto al alcance de los muchos visitantes que ha registrado la muestra un amplio repertorio de recuerdos de los insignes hermanos.

Sabido es que en el presente 2019 se cumplen 80 años de la muerte de Antonio Machado en Colliure, en el exilio francés (22 de febrero de 1939), y que lo hizo como él vaticinara en Retrato: “…Y cuando llegue el día del último viaje,/y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,/me encontraréis a bordo ligero de equipaje,/casi desnudo, como los hijos de la mar.”

...y los Machado volvieron a Sevilla

Una exposición necesaria

Los Machado vuelven a Sevilla ha sido una exposición selectiva del fondo documental de los hermanos Antonio Machado y Manuel Machado que posee la Fundación Unicaja. Se trata este legado, adquirido a sus herederos en 2003 y 2018, de un conjunto de pertenencias de 5.270 piezas. La mayor parte, manuscritos autógrafos de los dos poetas, tanto de obras editadas como inéditas. Pero también se han expuesto fotografías de los poetas, de su familia, la carta de pésame de la Hispanic Society por la muerte de Antonio,  el bastón que utilizara este en su exilio en Colliure (por cortesía de Carlos de Leves Machado), la reproducción del árbol genealógico, un espacio audiovisual… y referencias a obras de los autores: “Tú me buscaste un día/-yo nunca a ti Guiomar/y yo temblé al mirarme en el tardío/curioso espejo de mi soledad.”, han conformado una plausible muestra que ha acercado aún más a los dos grandes autores sevillanos.

...y los Machado volvieron a Sevilla

Tampoco han faltado referencias de otros grandes de la literatura universal, como Rubén Darío, quien destacó la bonhomía de Antonio Machado escribiendo: “Era luminoso y profundo/como era hombre de buena fe”.  

Digno de ser leído es el artículo ‘El Quinto no matar’, escrito por Manuel Machado, cuyo original también ha formado parte de la exposición. El escritor lo conservó con mucho celo. Gracias a ello aún está en buenas condiciones: “Se puede morir por una idea. No sé puede matar por una idea. Idea que empieza por matar no triunfa. Nunca…”

En definitiva, Los Machado vuelven a Sevilla ha sido una necesaria exposición de la vida y obra de Antonio Machado y Manuel Machado a través de sus recuerdos personales.

Fotografía de portada de Patandi.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *