Murillo y el milagro de la música y la palabra

Murillo y el milagro de la música y la palabra

En la tarde-noche de ayer se pudo asistir en Sevilla, en la iglesia de San Jorge del Hospital de la Santa Caridad, a uno de esos espectáculos que siempre se recuerdan por mucho tiempo que pase. Con motivo de la celebración del cuarto centenario del nacimiento del pintor sevillano Bartolomé Esteban Murillo y del décimo aniversario de la creación de la Orquesta de Cámara de Mujeres Almaclara·Inés Rosales, se llevó a cabo un evento que contó con el hilo conductor de la novela El color de los ángeles, de la periodista y escritora Eva Díaz Pérez.

Murillo y el milagro de la música y la palabra
Fotografía de Patricia del Zapatero

La propia novelista leyó diez pasajes de su obra, alternándolos con otras diez piezas interpretadas por veinte instrumentistas de cuerda (todas mujeres), a las que se unió en la parte final del concierto un coro de trece componentes. Y lo cierto es que mientras la palabra de Eva Díaz Pérez se aliaba con la música que se adueñaba del silencio de aquel histórico entorno, uno se preguntaba qué podrían pensar y sentir el caballero de la Orden de la Caridad, Miguel Mañara, creador en el siglo XVII de aquel recinto religioso, y el genial pintor Murillo si hubieran asistido a este espectáculo tan meritorio, disfrutado en el mismo sitio donde uno culminó su ambicioso sueño y otro dejó su huella artística.

Eva Díaz Pérez comenzó a leer el texto seleccionado de su novela El color de los ángeles. A continuación, aquellos muros cubiertos con cuadros de Valdés Leal o del propio Murillo, entre otros grandes de la pintura, se estremecieron con los primeros compases de la `Gran Sarabanda´, de Haendel, que las instrumentistas de cuerda de la Orquesta de Cámara de Mujeres Almaclara·Inés Rosales comenzaron a interpretar bajo la dirección de una de ellas, su directora Beatriz González Calderón. Era como si cada instrumento fuese tocado por las dulces manos de aquellos ángeles que sólo Murillo fue capaz de pintar, y a las que la obra de la escritora sevillana les da un protagonismo máximo.

Murillo y el milagro de la música y la palabra
Fotografía de Patricia del Zapatero

Todo ello ante el exquisito retablo mayor de la iglesia de San Jorge que realizara Bernardo Simón de Pineda, y al que la escena central del Entierro de Cristo, de Pedro Roldán, lo convierten en una de las grandes obras de la retablística española.

Engranajes Culturales y el Hospital de la Caridad colaboraron decisivamente para que el respetuoso público que ayer se acercó al barrio del Arenal disfrutara con el milagro de la perfecta combinación de la música y la palabra, aderezada con el impacto visual que tal entorno es capaz de ofrecer.

Programa

Como se dice, diez pasajes meticulosamente escogidos por Eva Díaz Pérez de su novela El color de los ángeles, y otras tantas piezas interpretadas por la Orquesta de Cámara de Mujeres Almaclara·Inés Rosales completaron un virtuoso programa rematado con la repetición de la `Marcha para la ceremonia de los Turcos´, de Jean-Baptiste Lully, y el `Gloria´ de Vivaldi. “Se ha hecho una especie de adaptación para darle cierto sentido y que la gente se enterara de los pasajes leídos de la vida de Murillo. Esa adaptación también ha tenido que ser musical. La música ha sido escogida como fondo y atmósfera de lo que  ocurría en el texto”, explica la escritora. Su satisfacción por la experiencia vivida era inmensa, a la vez que reconocía no saber si “he estado nerviosa, pero sí muy emocionada. Estás narrando en la misma iglesia de la Caridad, que está prácticamente intacta desde el siglo XVII, lo que le ocurrió a Murillo. Y encima con esa maravillosa música interpretada por Almaclara…”

Murillo y el milagro de la música y la palabra
Fotografía de Patricia del Zapatero

En la misma sintonía estaba Beatriz González Calderón, la directora de la Orquesta de Cámara de Mujeres Almaclara·Inés Rosales, reconociendo que “no ha sido fácil sacar adelante este proyecto, pero todo ha sido posible gracias a los apoyos recibidos”. En este punto quiso ser agradecida con “Engranajes Culturales, a quien damos las gracias porque nos haya dado la oportunidad de actuar en un escenario como este y en el Año de Murillo y, por supuesto, al Hospital de la Caridad”. Tampoco quiso olvidarse de la autora de El color de los ángeles, de quien dijo que “Eva nos inspira con sus maravillosos textos, sus ideas… que nos llenan de música”.

Fotografía de portada de Patricia del Zapatero.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *