Maese Pérez el organista continúa vivo en el convento de Santa Inés

‘Maese Pérez el organista’ continúa vivo en el convento de Santa Inés

Sevilla es una ciudad muy ligada a sus mitos y a sus leyendas. Muchos autores han sido altavoces de la gracia popular que ha dado origen a múltiples historias, basadas en la realidad o simplemente nacidas del ingenio del pueblo o de algún escritor, como esta de Maese Pérez el organista. En Sevilla se rinde tributo constante a la figura de una persona que vio la luz en ella, que creció en ella, que paseó por ella y que se inspiró y escribió en ella y por ella. Gustavo Adolfo Bécquer, hombre del Romanticismo español pero, además, periodista, poeta, escritor de leyendas… es una de las personalidades grandes de la literatura.

Sevilla, como decimos, ciudad  tan amante de las historias añejas que han forjado multitud de leyendas, lleva algunos años recordando una de las más famosas y leídas de Bécquer; y lo viene haciendo en estas fechas que anteceden a la Navidad. Porque la leyenda de Maese Pérez el organista es un relato costumbrista radicado en las entrañas de la ciudad andaluza que nos trae la magia de aquellas frías noches en las que en la Misa del Gallo, el órgano de la iglesia del convento de Santa Inés endulzaba el ceremonial de reunirse para compartir la Nochebuena. Un órgano que era tocado “como los ángeles” por un anciano ciego que tenía una hija y el don divino de una música que atraía a los fieles en cada celebración anual.

Maese Pérez el organista continúa vivo en el convento de Santa Inés
Fotografía de Patandi

Convento de Santa Inés

Maese Pérez el organista fue publicada por Gustavo Adolfo Bécquer en diciembre de 1861 en el periódico El Contemporáneo, y su recuerdo, en pleno siglo XXI, sigue indeleble. Prueba de ello es la lectura teatralizada que se realiza a estas alturas del año en el referido convento de Santa Inés, en el número 5 de la sevillana calle Doña María Coronel. Ayer, como en tiempos de Maese Pérez, una ávida multitud se congregó para presenciar este rito que desde 2012 se viene realizando. Sus organizadores, a iniciativa de Pilar Alcalá García, son la Institución Literaria Noches del Baratillo, la Asociación Con los Bécquer en Sevilla y el Grupo Busilis Escritores, y anunciaban el encuentro prometiendo que  “volveremos a emocionarnos con la belleza de las palabras de Bécquer en el escenario donde él situó esta hermosa leyenda sevillana, homenaje a la música”. Y bien cierto que ha sido así, ya que ante un silencio conmovedor, solo quebrado por las voces de los artistas y la música del órgano de Santa Inés, el espíritu de Maese Pérez regresó al lugar donde lo ubica la genial leyenda becqueriana.

Así, esta dramatización de Maese Pérez el organista contó con la música del órgano que la inspiró. Fue Abraham Martínez quien lo acarició hasta el punto de lograr que las notas inundaran cada rincón de la iglesia. El artista es profesor Superior de Órgano, Dirección, Musicología y Música Sacra,  restaurador y constructor de órganos de tubos, compositor musical y fundador y director Artístico-Musical de Alqvimia Musicae. Es quien lo ha restaurado y lo ha salvado del olvido.

Maese Pérez el organista continúa vivo en el convento de Santa Inés
Fotografía de Patricia del Zapatero

El reparto

Al comienzo de la lectura dramatizada de la leyenda, Pilar Alcalá leyó unas declaraciones que hiciera  en su día Julia Bécquer, sobrina de Gustavo Adolfo Bécquer, con las  que recordaba las navidades de la familia.

Los artistas que han participado en este recuerdo de Maese Pérez el organista han sido Aborojuan, como narrador; Araceli Ramos, como demandadera del convento; Concha Vilches, como la vecina de doña Baltasara; Luis Manuel Guerra, como el organista de San Bartolomé; José Luis González Cáceres, como Maese Pérez; Lourdes Páez Morales, como la hija de Maese Pérez; Pepi Bobis, como la Abadesa de Santa Inés; Antonio Escudero Galván, como el Arzobispo; y Tomás Sánchez Rubio y Pilar Alcalá García, como personajes anónimos. Al órgano, como se ha comentado,  el maestro Abraham Martínez Fernández .

Una leyenda eterna

“Aquella noche no cabía un alma en la iglesia del convento. Lo más florido de Sevilla había acudido a Santa Inés para escuchar a Maese Pérez, porque en Nochebuena hacía que su órgano sonara como los ángeles. Todo estaba preparado, pero la ceremonia se retrasa. “Maese Pérez se ha puesto malo, muy malo, y será imposible que asista esta noche a la Misa de medianoche”…”

Sin duda, un excelente plan para comenzar a vivir  la Navidad, fusionando pasado y presente, y recordando a Gustavo Adolfo Bécquer.

Fotografía de portada de Patricia del Zapatero.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *