Publicada una antología póstuma del poeta maya Humberto Ak'abal

Publicada una antología póstuma del poeta maya Humberto Ak’abal

Con el nombre No permitan que el ayer se vaya lejos, acaba de salir  la colección de poesía de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, una antología del poeta maya k’iche’ Humberto Ak’abal. Preparado y prologado por el también poeta, el sevillano Francisco José Cruz, el volumen ya está presente, junto a otras novedades de la editorial, en la Feria Internacional del Libro de la capital colombiana.  

Como homenaje a Humberto Ak’abal, el próximo martes 21, a partir de las 19.00 hs.,  se llevarán a cabo una proyección audiovisual y una mesa redonda en la que intervendrán la profesora Beatriz Barrera y los poetas Efraín Espinosa, Juan José Espinosa Vargas, Charo Prados y el referido Francisco José Cruz Pérez. Estas actividades se desarrollarán en el Aula de Grados de la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla.

Publicada una antología póstuma del poeta maya Humberto Ak'abal

“La poesía de Ak’abal, mediante expresiones orales de su pueblo y las bien dosificadas repeticiones, echa sus raíces tanto en el canto como en el cuento, hasta enlazarlos en una suerte de sortilegio en que el nostálgico presente convoca al armonioso pasado de sus ancestros, con tal fuerza revitalizadora que todo parece estar aún en su sitio, aunque el tiempo de hoy sea otro, descreído y corrupto”, ha escrito Francisco José Cruz, quien como decimos, es sevillano, en concreto de Alcalá del Río, donde nació en 1962, aunque reside actualmente en Carmona, también en la provincia sevillana. Ha publicado los libros de poemas Prehistoria de los ángeles (Premio Barro de Poesía, Sevilla, 1984), Bajo el velar del tiempo (Sagunto, 1987), Maneras de vivir (I Premio Renacimiento de Poesía, Sevilla, 1998; México, 2004; Bogotá, 2006), A morir no se aprende (Málaga, 2003; Bogotá, 2006), Hasta el último hueso. Poemas reunidos 1998-2007 (Mérida, Venezuela, 2007), El espanto seguro (Sevilla, 2010), Vía Crucis (plaquette, Carmona, 2011), Con la mosca detrás de la oreja (antología personal, Bogotá, 2011) y Un vago escalofrío (Bogotá, 2015, Valencia, 2019).

Dirige en Carmona, desde su fundación en 1990, la revista Palimpsesto, especialmente atenta a la poesía hispanoamericana. Creó el proyecto Casa de los Poetas de Sevilla y, actualmente, es asesor literario de la Biblioteca Sibila-Fundación BBVA de Poesía en Español.

Publicada una antología póstuma del poeta maya Humberto Ak'abal

Humberto Ak’abal, el poeta Maya’ K’iche’

“He tenido el honor de preparar y prologar la obra”, comenta Cruz en relación con No permitan que el ayer se vaya lejos. Aunque refiere que es una “lástima que el poeta guatemalteco, aunque conoció mi trabajo terminado, no haya alcanzado a ver esta edición”.

Humberto Ak’abal nació en Momostenango, Guatemala, en 1952, y falleció en Ciudad de Guatemala, el 28 de enero de este año. Fue​ fue un poeta Maya’ K’iche’, que pensaba y escribía sus poemas en idioma k’iche’ y se autotraducía al español. Muy reconocido en Europa y Sudamérica, vio traducidas sus obras a varios idiomas, desde al francés hasta al inglés, pasando por el alemán, el italiano, el portugués, el hebreo, el árabe, el escocés, el húngaro, el estonio

Su obra

Humberto Ak’abal no solo ha publicado trabajos en poesía, desde que en 1990 apareciera Ajyuq’ – El animalero, o como Chajil tzaqibal ja’ – Guardián de la caída de agua, Hojas del árbol pajarero, Lluvia de luna en la cipresalada, Ovillo de seda, Corazón de toro, Las palabras crecen Ismachi’ – Bigotes, por citar unos ejemplos, sino que también dedicó su talento al cuento (Grito en la sombra, De este lado del puente, El animal de humo o Los héroes gemelos contras los tres gigantes), al ensayo (Las ceremonias mayas: origen, La Cruz maya, Cosmogonía, El retorno del 8 Mono y Paráfrasis del Popol Wuj).

Diversas antologías se han realizado de su trabajo, como este que ahora nos presenta la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá y que, como adelantamos ha sido cuidadosamente elaborada por Francisco José Cruz.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *