Los mundos de Màxim Huerta

Los mundos de Màxim Huerta

Mañana, 5 de abril, Màxim Huerta nos volverá a regalar un trocito de su mundo interior. El escritor y periodista, natural de Utiel, publica Firmamento, su séptima novela. En esta nueva historia, nos vuelve a trasladar a su querido mar Mediterráneo, testigo también de sus otras obras. En esta ocasión conoceremos a Mario Bellver, un escritor que se encuentra buscando el final perfecto para su novela. En ese idílico lugar aparecerá Ana Monteleón, quien llega para disfrutar de unas vacaciones de verano. Un punto de reunión que cambiará la vida de dos desconocidos para siempre.

Los mundos de Màxim Huerta

Las historias que nacen del imaginario de Màxim son especiales porque son situaciones o experiencias en las que cualquiera se podría sentir identificado, lo que las convierten en muy cercanas al lector, a pesar de partir como mera ficción. Siempre contado todo con mimo y cariño por parte del autor, transmitiendo a quien lee sus líneas su amor por estos personajes a los que da forma, así como a las situaciones vitales de éstos. Situaciones en muchos casos dolorosas, pero a las que el valenciano dota de belleza con sus palabras, haciéndolas realmente emotivas, como ocurre en pasajes de La noche soñada o de La parte escondida del iceberg, de las que hablaremos más adelante.

Entre las constantes en la obra de Màxim Huerta podemos encontrar la nostalgia, tanto por su querido mar Mediterráneo y las costas que éste baña, donde en muchas ocasiones nos traslada a la infancia o juventud de algunos de sus personajes, o por su querido París. A ambas localizaciones nos traslada automáticamente con cada descripción, haciéndonos partícipes de esa acción y metiéndonos de lleno en su historia, oliendo, escuchando o sintiendo lo mismo que Justo Brightman, Ángeles Alarcón, Alice Humbert, Mercedes,  Tilde, Dominique Brulé, y tantos otros. Y lo hace paseando por las calles de la capital francesa a la que retrata al detalle, y por la que el periodista ejerce del mejor guía posible. Lo que provoca (en quien está escribiendo este artículo) una morriña y unas ganas irrefrenables de regresar a la ciudad del Sena. También nos ubica en los relatos centrándonos a sus personajes en la costa que tanto ha marcado a su infancia y a su vida.

Los mundos de Màxim Huerta

Algo que se repite en sus personajes es esa necesidad por escapar ya sea de un lugar físico o de un estado emocional. Desean encontrar respuestas a sus interrogantes internas, bien por cambiar el destino de una familia, por querer cerrar heridas frutos del desamor o del amor no correspondido; o por encontrarse a uno mismo. Siempre hay una huida hacia adelante, que en cierto modo puede ayudar al lector en su realidad a través de esas historias (casi) cotidianas. Y por duras que puedan ser estas vidas ficticias, en las novelas de Màxim Huerta siempre se desprende la esperanza, y las acompaña de un punto y final que reconforta. No me dejes, La noche soñada o La parte escondida del iceberg, son algunos ejemplos de ello.

Otro recurrente en la obra del escritor valenciano, y que personalmente me gusta mucho, es esa parcela que dedica a recordar momentos de infancia, y sobre todo a personas tan importantes en nuestras vidas como nuestras madres y abuelas. Costumbres, acciones cotidianas, recetas, veranos, olores o luces que nos hacen viajar a los años pasados de esos personajes, y que nos hace preguntarnos cuánto de eso ha formado parte de la vida del propio Màxim.

Los mundos de Màxim Huerta

Sus novelas

Que sea la última vez… (2009)

Una vida no es suficiente para amar, lo sé. Pero por qué no aprovechar la que tengo en las manos. He cogido aire, le he mirado, me he agarrado segura a su mano derecha y cuando he sentido que me apretaba fuerte para hacerme sentir que él estaba allí, yo he sido ahora la que le he dicho: —Je t’aime“.

Se trata de la primera novela de Màxim Huerta. En ella nos habla del drama que vive la protagonista, Margarita Gayo, una estrella de la televisión, a la que acaban de elegir como la ganadora del premio “Toda una Vida”, que viene a poner el broche de oro a la trayectoria profesional de esta presentadora, o eso cree ella. A pesar de tener una vida cómoda y estar al frente de uno de los programas más vistos en su franja horaria, lo cierto es que este galardón cae como un jarro de agua fría sobre la Gayo, que empezará a cuestionarse en qué momento de su vida está, y hacer cosas que hasta ese momento no se le hubieran ocurrido. A modo de diario personal nos va contando el día tras día y los desvaríos de esta veterana de la televisión, que contra todo pronóstico, en vez de hundirse su momento actual, se hace grande y nos regala momentos realmente cómicos y naturales.

Los mundos de Màxim Huerta

El susurro de la caracola (2011)

Así, entre fotos y recortes, empecé a sentir que el “nosotros” era la persona más bonita del plural“.

En esta segunda novela conocemos a Ángeles Alarcón una mujer solitaria que vive en Madrid y que intenta ganarse la vida con encargos y pequeños arreglos que sus conocidas le van solicitando. Un día, aparentemente normal, todo cambia cuando mientras pasea por la Gran Vía ve cómo colocan el cartel de una película que van a estrenar. La imagen de su protagonista, Marcos Caballero, el actor del momento, hará que todo su mundo cambie, limitándose su existencia a estar lo más cerca posible del chico al que acaba de conocer. Desatenderá su vida por completo solo por poder conocerle. Paralelamente, la trama hará que salgan a la luz aspectos de la biografía de Ángeles, un tanto oscuros, presentándonos a un personaje totalmente nuevo que lo único que ha querido es encontrar la felicidad.

Los mundos de Màxim Huerta

Una tienda en París (2012)

Dormir no sirve de nada si no es para soñar“.

Una tienda en París ha sido un éxito de ventas desde su publicación, además de convertirse en una de las novelas de Màxim Huerta más queridas por el público. Tal es así que ha sido traducida en varios idiomas como portugués, francés o polaco, entre otros, además de contar con varias ediciones. Teresa Espinosa es una mujer que necesita un cambio radical en su vida. Siente que Madrid, ciudad en la que reside, le asfixia; aunque lleva una vida acomodada gracias a su tía, la estricta educación a la que ha sido sometida por esta le ha impedido ser una persona libre; y aún sigue curando su corazón de una antigua relación que no terminó demasiado bien. Pero un día, al encontrarse un viejo cartel con una frase en francés en una tienda de antigüedades, todo cambió. Esto le sirve para romper totalmente con su monótona existencia, y por primera vez vivirá según sus sentimientos. Se mudará a París, donde además comprará la tienda a la que pertenecía ese cartel. La historia de la dueña de éste y de esa tienda, Alice Humbert, guiará el destino de Alicia en esta nueva etapa. El París actual se entremezclará con la locura del de los años 20, presentándonos a la sociedad bohemia de la época, entre pintores, modelos sin nada que perder, las fiestas en Montparnasse y la pobreza, herencia de la Gran Guerra.

Como dato curioso cabe decir que la tienda existe en la actualidad, se puede visitar en el número 10 de la rue Pont Louis Philippe, en París. Todo aquel que va allí siguiendo los pasos de Alice y Teresa, comprueba que es exactamente igual a como nos la describe Màxim Huerta en la novela.

Los mundos de Màxim Huerta

La noche soñada (2014)

La memoria es mala. El pasado se evapora. Pero recuerdo perfectamente que aquella tarde me abracé a mamá como si quisiera cicatrizar su herida y la mía. Hundido en su pecho sentí el olor a talco y a lavanda“.

El 27 de febrero de 2014, Màxim Huerta se alzaba con el Premio Primavera de Novela por La noche soñada. La historia de Justo Brightman ha encandilado a crítica y público. Parte en las vísperas de la noche de San Juan de 1980, cuando en el pueblo de Calabella se espera la visita de la mítica actriz Ava Gardner. Todos sus habitantes están pendientes de este evento tan especial, menos Justo. Es el pequeño de una gran familia, y durante la noche más mágica del año él está dispuesto a cambiar el destino de su hogar para siempre.

Los mundos de Màxim Huerta

No me dejes/Ne me quitte pas (2015)

Todas las veces que quieras ser feliz solo tienes que serlo. No esperes. Sé“.

La floristería L’étoile manquante, regentada por Dominique Brulé, es el punto de encuentro de los personajes de esta historia que nos hace viajar de nuevo a París. En ella, el señor Brulé ha creado su propio jardín, dado el amor que le profesa a las flores. Sabe perfectamente qué flor va en cada momento y para cada sentimiento. Allí se dan cita cada día Tilde y Mercedes, dos emigrantes españolas que llevan más de cuatro décadas viviendo en Francia. Los tres tienen una mochila muy grande de recuerdos y fracasos a sus espaldas, aunque ninguno de ellos cuenta al otro nada al respecto. Tan solo la compañía que se hacen y la amistad que han entablado ayudan a que sus vidas merezcan la pena. Violeta será la siguiente en unirse al grupo, una joven que huye de Madrid queriendo hacer borrón y cuenta nueva.

Los mundos de Màxim Huerta

La parte escondida del iceberg (2017)

Buscaba carteles, miraba dentro de los ventanales que me resultaban similares y descubría una ciudad que ya no era la de entonces. Porque entonces, sencilla y llanamente, estábamos tú y yo“.

Màxim Huerta nos presenta su novela más personal, una especie de autobiografía en la que la realidad y la ficción se dan la mano fundiéndose sin saber dónde termina una y dónde comienza la otra. El protagonista y narrador de esta historia, a priori el propio Huerta, nos traslada a París, donde vive en ese momento mientras trata de encontrar las palabras que den forma a su nueva novela. Esto es un ejercicio que lleva a cabo para poder desprenderse de un pasado que le hace daño, una relación sentimental que finalizó y que aún le hace daño. En la parte escondida del iceberg, el personaje principal se abre en canal compartiendo con el lector, a modo de catarsis, lo que siente en ese momento, recuerda capítulos pasados de esa relación, piensa en qué se equivocó, etc. Conforme avanza la narración del libro, se va dando cuenta de que no todo era tan idílico como ha querido recordar, y que ha idealizado situaciones que eran todo lo contrario.

Los mundos de Màxim Huerta

Otros trabajos literarios

Entre otros trabajos literarios de Màxim Huerta encontramos las siguientes novelas ilustradas para las que el escritor ha creado el texto que las acompaña: Elsa y el mar, junto a María Cabañas Fernández (2016); El escritor, junto a Javier Jubera (2015); y Partir de Cero, junto a Carlos Salgado, para la Fundación Secretariado Gitano.

Mi lugar en el mundo eres tú (2016) es una guía de viajes novelada. Parte de la premisa de hacer un recorrido por las ciudades y los rincones que han significado algo para su autor. “Durante un tiempo estuve viajando. En cada ciudad quise quedarme a vivir para siempre pero no hay manera de escapar cuando se huye. Cuando uno intenta hacer mudanza de los problemas buscando otra ciudad, te acercas a aquel del que huyes: uno mismo“, ha explicado el autor de manera muy bella. El texto y las fotografías son obra suya, y las ilustraciones que los acompañan son de Javier Jubera.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *