Conchi Andrada: “Xalina me ofrece indepencia y confianza; es mi otro yo”

Conchi Andrada: “Xalina me ofrece independencia y confianza; es mi otro yo”

Mañana 11 de diciembre, Conchi Andrada presentará en el Ateneo de Sevilla, su primera obra literaria, Con Xalina al infinito. Gracias a esta aventura, Conchi quiere transmitir tanto el dolor como el amor por la vida que le han llevado a estar en la situación en la que está. Gracias a Xalina, su preciosa perra guía, Conchi se siente acompañada y con fuerzas para continuar con una vida que plasma en este debut literario.

Conchi Andrada: “Xalina me ofrece indepencia y confianza; es mi otro yo”
Fotografía de Patandi

Para ubicar a los lectores de Gatrópolis, ¿quién es Conchi Andrada?

Conchi Andrada hoy en día es la misma de antaño, únicamente que con otra vida. Una afiliada a la ONCE que ha conseguido reciclar todos los conocimientos que había adquirido en mi anterior situación física. Una emprendedora, una romántica y una soñadora.

Mañana martes presentarás en el Ateneo de Sevilla tu primer libro, Con Xalina al infinito. ¿Cómo y por qué surgió esta opción por la escritura?

Yo siempre he escrito. Desde que era adolescente ya escribía mis sentimientos, momentos que eran memorables… pero al tener ya el espíritu de querer volver a renacer, pues sentí esa iniciativa. Realmente, y sinceramente, yo lo hacía pensando en que se me iban a borrar esos momentos de la memoria. Fui plasmando esos momentos de reflexión, casi la mayoría en horas de insomnio, y ahí están.

¿En qué género podemos encuadrar a tu libro?

Creo que es una novela totalmente basada en hechos reales y, yo al menos, lo he enfocado como autoayuda más que otra cosa. Sí garantizo que también es divertida,  romántica… Tiene muchos matices diferentes.

Conchi Andrada: “Xalina me ofrece indepencia y confianza; es mi otro yo”
Fotografía de Patandi

Sin destripar tu obra, ¿qué nos cuenta a través de ella? ¿Qué pretendes con ella?

Puedo resumirte lo que yo quería y quiero conseguir, que no sé si se hará realidad. En un concepto amplio, lo que quiero es que quien la lea, está destinada a todo los públicos, tenga un momento de reflexión en cualquier tramo de la lectura. Si consigo que esa chispa, en un momento bajo de la persona, le estalle y le despierte, me daré por satisfecha.

La ONCE es una institución muy ligada a tu vida. ¿Qué supone para ti?

Por un lado, la ONCE ha conseguido que yo vuelva a ser quien era antes. Yo incluso dejé de sentirme persona cuando perdí la vista. Fue un tramo de mi vida muy malo. Y avanzando, avanzando, pese a ser un camino muy doloroso y de mucho aprendizaje, fui recuperándome. En la ONCE me han puesto a disposición ayuda en todos los campos que he ido necesitando o he tenido la iniciativa de querer aprenderlo. Y ya la Fundación ONCE del Perro Guía de España ha sido para mí, y es, la culminación para yo sentirme libre. Porque junto a mi perro guía, no solo tengo independencia y autonomía física, sino que he potenciado la seguridad en mí misma.

Xalina, quien da nombre a tu obra, es una perra guía preciosa y leal que se ha convertido en tu otro yo. ¿Cómo es Xalina vista por Conchi?

Es un ser que no sólo me acompaña. Creo que es una criatura que entre ella y yo, formamos una sola unidad. Coincidimos en carácter, en pautas de comportamiento, en empatía… Xalina para mí es mi otro yo. Siempre digo que si hubiera tenido una hermana gemela, no se parecería tanto a mí.

Conchi Andrada: “Xalina me ofrece indepencia y confianza; es mi otro yo”
Fotografía de Patandi

¿Qué papel juega un perro guía en la vida de una persona ciega?

Al perro guía lo considero el culmen de una persona que necesita una autonomía real. Yo he pasado por tres bastones y no tiene punto de comparación, y yo me he esforzado con el bastón. Yo te lo puedo resumir en que tengo la gran suerte de que por unos segundos me olvido de que soy ciega. Y eso es muy importante. No tienes reticencias a la hora de  ir a algún sitio, no te cohibes. Yo al menos hablo desde mi perfil. Con ella voy adonde haga falta.

Tu vida sufrió un duro revés que te hizo cambiar repentinamente tus planes. ¿Cómo estás ahora y cómo ha sido este proceso de adaptación?

Este revés, qué duda cabe, pensará todo el mundo que ha sido el más duro. Pero no es el único que he tenido en mi vida. En lo que se refiere a situaciones críticas, yo ya he tenido para tres vidas. Pero es por la capacidad humana que todos tenemos por la que nos levantamos. He tenido siempre un resquicio que es lo que me hace tirar hacia delante. He analizado lo que me preguntas más de una vez, y he llegado a la conclusión de que todo lo he superado gracias al amor. Ha sido el despertar por el amor a mi pareja, a mis hijas, a la vida… El amor a la vida que tengo es lo que lo abarca todo. Quiero vivir. Ha sido un camino duro, lleno de dolor, y el culmen de todo esto ha sido Xalina.

¿La vida la ves ahora de distinta manera a como la veías antes de tu accidente?

Yo he tenido la suerte de sentirme hoy en día como era antes, únicamente que ahora en vez de enfocar con  mis ojos, enfoco con mi mente. Veo, pero desde dentro. Pero yo me noto completa. Yo daría lo que no tengo por ver cómo están mis hijas ahora mismo, claro. Pero no puede ser y hay que ser realista y aprender con lo que uno tiene. Obviamente se pasa mal, yo de vez en cuando tengo esa pena y caigo, pero me paro y digo “vámonos para arriba”.

Quienes te conocen certifican que eres un ejemplo de superación. ¿Tu libro te ha servido de terapia?

Pues sí. Yo empecé queriendo plasmar lo que te he comentado, pero sin saber y sin pensar que lo iba a editar. Conforme he ido escribiendo, me he ido haciendo más fuerte en lo que se refiere a momentos bonitos de mi memoria y a reflexionar sobre los momentos duros. Pero, también, para ensayar con mi ordenador y mi sistema para ciegos, y me ha servido mucho. Tengo una capacidad de utilización… ahí es donde he hecho la práctica real. Yo estoy muy feliz de haberlo hecho.

Conchi Andrada: “Xalina me ofrece indepencia y confianza; es mi otro yo”
Fotografía de Patandi

¿Qué te gustaría conseguir con tu obra?

A lo que aspiro es a que a los lectores cuando terminen de leerla les despierten iniciativas de distintas índoles y temas, y además el amor por la vida, el aliciente de vivir y que todo el mundo sienta que merece la pena. La vida no es más que una escalera y una cadena de situaciones y hay que irlas bordeando, superando o esquivando. Eso es la vida. La auténtica felicidad está en los pequeños detalles del día a día, que la mayoría pasamos por alto, incluida yo.

¿Te gustaría embarcarte en alguna otra aventura literaria?

He dado mis primeros pasitos en el mundo literario, pero sí me gustaría repetir porque tengo bastante material y muchísima iniciativa. Puede ser, vamos a ver cómo voy andando en este mundo nuevo, en el que tengo mucha ilusión y muchas ganas. Vamos a ir aprendiendo. A ver cómo me desenvuelvo y cómo me siento. Quiero que esta experiencia me ofrezca una cultura interior y me aporte algo bueno. Transmites a los demás sensaciones que dependen de cómo estás. Y yo tengo mucho para transmitir.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *