Cecília Hill y Josep Salvia desgranan su obra ‘Antonio Machado. Los días azules’

Cecília Hill y Josep Salvia desgranan su obra ‘Antonio Machado. Los días azules’

La figura y obra de Antonio Machado siguen generando expectación. El gran poeta sevillano continúa siendo objeto de obras que recuerdan el valor universal que posee tantos años después de su muerte. Cecília Hill y Josep Salvia son los autores de Antonio Machado. Los días azules (Diábolo Ediciones), un plausible trabajo que honra su memoria.

Antonio Machado. Los días azules (Cecília Hill y Josep Salvia, 2019)

Cecília Hill y Josep Salvia sois los autores de Antonio Machado. Los días azules. Firmais el texto y las ilustraciones, respectivamente. Habladnos un poco de vosotros.

Josep es dibujante. Estudió en la Escola Joso de Barcelona y ha trabajado durante muchos años en proyectos de ilustración, cine y publicidad. En 2011 ganó el premio a la mejor historieta de humor en el concurso de Cómics Ciutat de Cornellà y fue allí donde se convenció de que tenía que lanzarse a dibujar cómic. Un viaje a Angoulême fue el principio de todo y a partir de ahí publicó Cisco (Panini, 2017) y Una caja de galletas (Diábolo Ediciones, 2018), dos obras muy distintas, pero ambas basadas en la Guerra Civil española. En 2019 se embarca, junto a Cecília, en la publicación de un cómic muy especial: Antonio Machado. Los días azules, una obra que relata los tres últimos años de vida del poeta. 

Cecília es licenciada en Filología Hispánica y trabaja como freelance desde hace más de diez años, siempre en la creación y corrección de textos para todo tipo de empresas y medios. Los días azules es una oportunidad maravillosa para escribir literatura y sumergirse de lleno en el universo machadiano.

Antonio Machado. Los días azules recorre los últimos tres años de la vida del escritor, en su viaje hacia el exilio ¿Cómo surge la oportunidad de escribir esta novela gráfica? ¿Y por qué se centra en ese periodo?

Además de compartir esta novela gráfica, compartimos vida en común. Antonio Machado era nuestro poeta favorito y durante años hemos viajado a Collioure y a todas las ciudades machadianas para seguir los pasos del poeta. En 2019 se cumplían 80 años de su muerte, así que pensamos que contar esos tres últimos años de la vida de Machado sería un acto muy hermoso, casi de justicia. 

Lo cierto es que tenemos infinidad de textos que cuentan con detalle la vida de Antonio Machado, de modo que cualquiera que quiera conocer toda su biografía puede hacerlo fácilmente. Nosotros nos centramos en los tres últimos años porque nos parecen tres años definitivos y porque narran una historia de exilio, desde la salida del poeta con su familia de Madrid. 

Para nosotros era fundamental contar la historia, pero contarla bien. Y hacer un cómic de toda la vida de Machado nos pareció un trabajo demasiado osado, que seguramente habría cojeado y que no nos habría permitido contar algunos de los momentos más importantes de su vida con toda la intensidad que merece nuestro poeta.

Esta novela se publicó en febrero del 2019, coincidiendo con el 80 aniversario de la muerte del poeta, ¿qué ha significado para vosotros escribir e ilustrar una parte de su vida?

Como te decíamos, llevamos toda nuestra vida en común siguiendo los pasos del poeta, así que ilustrar esa parte, con todas las emociones que unos hechos tan trágicos como son la guerra civil y el exilio generan en nosotros, era un trabajo emocionante y casi íntimo. El proceso de creación fue precioso. Ha sido, por así decirlo, un sueño compartido hecho realidad.

Cecília Hill y Josep Salvia desgranan su obra ‘Antonio Machado. Los días azules’

¿Cómo ha sido el proceso de documentación?

Exhaustivo hasta las últimas consecuencias. Evidentemente, hemos trabajado sobre los volúmenes que narran la vida de Machado. Ahí están Ian Gibson, claro. Pero también Monique Alonso, Jacques Issorel y el propio José Machado, que describieron con el detalle de la cotidianidad el paso del poeta por Rocafort, Barcelona y Collioure. Queríamos que la obra fuera absolutamente rigurosa y lo documentamos todo. De hecho, incluimos también información complementaria para todos aquellos que quisieran ampliar datos y curiosear acerca de la vida de Antonio Machado.

Investigando sobre su vida y su obra, ¿hay algo que os haya sorprendido especialmente?

La vida de Antonio Machado durante esos tres últimos años debió de ser muy triste. De hecho, nosotros mismos nos preguntábamos si el poeta no vivió algún instante de felicidad. Nos cuesta imaginar que sí. Y probablemente este sea uno de ellos. Durante su estancia en Rocafort, justo cuando estaba teniendo lugar la batalla del Ebro, le comunicaron a Antonio Machado que sus versos habían llegado al campo de batalla. En la casa de Valencia le llegó la noticia al poeta de que la editorial Nuestro Pueblo había decidido publicar sus Poesías completas para repartirlas gratuitamente a los combatientes en el frente. 

¿Cómo ha sido trabajar conjuntamente? ¿Cómo ha sido el proceso artístico? ¿Texto e ilustraciones iban surgiendo a la par?

Trabajar juntos en esto ha sido maravilloso. Nos embarcamos en el proyecto sin saber muy bien cómo saldría adelante, pero pronto nos encontramos con el abrazo de nuestro editor. A partir de ahí, empezamos a trabajar en la historia propiamente dicha, pensando la narrativa y decidiendo juntos cómo serían las páginas, mediante el story board. Josep había trabajado antes en la creación de los personajes y con el story sobre la mesa, empezaron los dibujos. A medida que las páginas iban tomando forma, Cecília se puso manos a la obra con los textos. Salvo algunos retoques y pequeños cambios que fueron inevitables, el resultado final lo habíamos dejado bien atado.

¿Qué destacaríais de Antonio Machado. Los días azules?

El ritmo de la obra no es el de un cómic al uso. Los días azules es una novela gráfica reflexiva y poética, que busca que el lector sea capaz de mirar con los ojos de Antonio Machado. Que mire a la huerta valenciana, que viaje a Sevilla a través de los limoneros, que mire el mar como si lo hiciera por última vez, en la antesala de la despedida. Queríamos un trabajo cuidado, en el que se sintieran reconocidos los amantes de la poesía machadiana. Que encontraran en la obra esa íntima relación con los textos, pero también con el hombre bueno que fue el poeta y que hoy sigue tan vivo en todos nosotros.

Antonio Machado ha influido en un gran número de artistas, además de haber dejado una increíble obra como herencia. A pesar de ello, aquí en Sevilla, su ciudad natal, la efeméride del 80 aniversario de su muerte ha pasado casi desapercibida, ¿cómo se ve su figura en Cataluña? ¿Creeis que España les ha hecho justicia a su legado y a su recuerdo?

Decimos en la introducción… “Porque es en definitiva el pueblo, que es capaz y considerado con sus orígenes, el que mantiene a salvo la cultura y vivos los poetas que hoy todavía nos representan”. Antonio Machado es un poeta muy querido. Yo diría que el que más. Con Los días azules hemos tenido la maravillosa oportunidad de visitar las principales ciudades machadianas. Y allí hemos encontrado el abrazo de la gente que ama al poeta. La Red de Ciudades Machadianas está haciendo una enorme labor para conservar su legado y seguir divulgando el pensamiento machadiano. Soria, Segovia, Rocafort, Baeza, Collioure… en todas partes han tenido nuestra obra en la más alta consideración y no podemos hacer otra cosa sino estarles agradecidos. Hay que indicar, además, que en Cataluña, en las pequeñas ciudades en las que hemos podido presentar la obra, también nos han acogido con mucho cariño. Gracias a Los días azules hemos conocido las historias personales de muchas personas que tienen a Antonio Machado en su lista de poetas favoritos y que lo leen y releen con profunda devoción. 

No obstante, no hemos estado ni en Madrid, ni en Barcelona ni en Sevilla, muy a pesar de que las tres ya forman parte de la Red. Puede que sea por el simple hecho de que estamos ante ciudades grandes, en las que resulta un poco más difícil concretar citas o eventos. Confío, no obstante, en que sabrán gestionarlo para estar a la altura del inmenso trabajo que como os decíamos se está haciendo en Soria, Segovia, Rocafort, Baeza y Collioure, en este último caso a través de la Fundación Antonio Machado, que mantiene vivo el legado en el lugar en el que descansa el poeta.

Cecília Hill y Josep Salvia desgranan su obra ‘Antonio Machado. Los días azules’

En Collioure (Francia), su cementerio se ha convertido en lugar de peregrinaje para todos los admiradores de Machado, ¿qué os parece esto?

Que Antonio Machado regrese a España, junto a su madre, es una decisión que pertenece a la familia y que últimamente se ha puesto sobre la mesa. No obstante, la mayoría consideramos que el hecho de que el poeta esté en Collioure es, más allá del hecho de su muerte, el símbolo de los republicanos en el exilio. Regresar allí nos recuerda lo que ocurrió y la barbarie ejecutada sobre cientos de miles de españoles. 

En Collioure, el poeta y su madre, son reconocidos a diario. Llegan miles de cartas y objetos que la Fundación Antonio Machado, con la Doctora Verónica Sierra al frente del Archivo, clasifica con devoción y emoción. 

Vuestra obra, además de leerse, se puede seguir con sus ilustraciones. Hablamos de una oportunidad de acercar al lector a un mundo tan atractivo como la novela gráfica, ¿verdad?

Lo cierto es que sí. Cuando publicamos Los días azules no existía ninguna novela gráfica que contara la vida de nuestro poeta. Hacerlo a través de ilustraciones nos ha permitido imaginar nuevamente lo que fue. Vivirlo otra vez y mirarlo desde los ojos del poeta. Aunque ha sido un proceso doloroso, creemos que el resultado ha merecido la pena. La selección de los colores, los degradados, el diseño de los personajes, hasta la textura del papel… son una experiencia vívida, que nos complace haber contado así. 

Tras Antonio Machado, ¿hay algún otro personaje relevante en vuestra agenda?

Bueno, por ahora seguimos saboreando la segunda edición, que no es poco y tras unos meses de parón por una reciente maternidad, ahora hemos vuelto a la carretera para seguir presentando el libro en otros lugares. Algo que nos alegra muchísimo y en lo que seguiremos invirtiendo todas nuestras energías. Es probable que, en un futuro, esperamos que no muy lejano, podamos volver a trabajar en algún otro proyecto vinculado a la literatura. ¡Sería para nosotros un placer!

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *