Sam Shepard ha muerto

Víctima de una dura enfermedad, ELA, el actor nacido en Fort Sheridan, Illinois, el 5 de noviembre de 1943, ha fallecido a los 73 años en Midway, Kentucky. Hablamos de un artista completo, que se manifestó en el cine (como actor, guionista y director), la música, la literatura y el teatro (como actor, autor y director). A Sam Shepard se le considera uno de los más importantes dramaturgos de los Estados Unidos, reconocimiento que se ganó con trabajos como Curse of the Starving Class (1976), El auténtico Oeste (1980), o la galardonada con el Premio Pulitzer, Buried Child (1979). Su producción teatral empezó en 1964 y continuó hasta 2014.

Sam Shepard, en el cine se inició como guionista de Me and My Brother (1969), a la que siguió la aclamada  Zabriskie Point (1970). A partir de ahí desarrolló una brillante carrera que mantuvo hasta 2005, salpicada con la dirección de dos películas, Norte lejano (1988) y Lengua silenciosa (1994). Como actor formó parte del reparto de más de 40 films: Frances (1982), gracias a la cual conoció a la que sería su posterior esposa, Jessica Lange; Elegidos para la gloria (1983); Crímenes del corazón (1986); Magnolias de acera (1989); El informe Pelícano (1993); Black Hawk derribado (2001); o Blackthorn (2011), del español Mateo Gil y con Eduardo Noriega compartiendo cartel.

Una de sus últimas apariciones en la gran pantalla fue en 2013, en Agosto, el film de John Wells, en el que tuvo un pequeño papel como Beverly Weston, el esposo suicida de la enferma y depresiva Violet Weston (Meryl Streep) y el padre de la desquiciada Barbara (Julia Roberts). Ni las espectaculares interpretaciones de ambas actrices (nominadas al Oscar) ni la brevedad de sus apariciones impidieron que pudiéramos disfrutar de la sobriedad y el buen hacer de un actor sobrio, siempre medido, capaz de transmitir desde el talante resuelto y sereno. Se fue un grande.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *