Remake-Nosferatu

Nosferatu tendrá un remake con Anna Taylor-Joy y el director de La Bruja

Al parecer el film clásico de terror Nosferatu (F. W. Murnau – 1922) tendrá un remake. En esta nueva versión de la historia de Drácula, basada en el libro de Bram Stoker, se reencontrarán dos jóvenes talentos del cine de terror. El proyecto ya se encuentra en pre-producción y Robert Eggers (La Bruja) será su director. Según informó Variety, Anna Taylor-Joy (Múltiple) está en negociaciones para protagonizar el cinta clásica de terror.

En un buen 2016 para el cine de terror, tanto Anya Taylor-Joy (Múltiple) como el director  Robert Eggers irrumpieron en la escena del horror con  La Bruja (The Witch) , un cuento sobre la moralidad bastante inquietante. Este éxito de taquilla costó apenas 4 millones y recaudó 10 veces más, aunque no convenció a toda la crítica. Apenas dos años después parece ser que sus caminos se vuelven a cruzar.

Un reencuentro muy esperado tras La Bruja

Ahora que Joy se ha consolidado como una de las actrices más prometedoras del cine de terror, hoy tras Múltiple (Split)  y  Morgan, la joven actriz de Miami se ha involucrado en este remake de Nosferatu. No hay información sobre el papel que ocuparía Anna Taylor-Joy, aunque probablemente será la víctima del amenazante vampiro. Sobre el resto del reparto todavía no ha trascendido nada, ni siquiera quién será el sucesor del desempeño de Max Schreck.

anna-taylor-joy-y-robert-eggers

Por otro lado Eggers firmó dirigir este remake del clásico mudo de 1922 poco después de que La Bruja generara tanto revuelo tras sus primeros pases en el Festival de Sundance. La productora encargada del proyecto, Deadline, ha descrito la visión del joven cineasta como “una adaptación visceral de la obra maestra del cine mudo de F.W. Murnau que trae al horroroso vampiro del folclore de Europa del Este de vuelta a la gran pantalla”.

Tendremos que esperar para ver cuál es el resultado de este remake, el primeros de los que prepara Universal abordando todos los monstruos clásicos. Nosferatu en sí era una adaptación no autorizada de Drácula, la obra de Bram Stoker, que fijó el camino a seguir por todas las películas de terror posteriores. Robbert Eggers es un amante del terror, así lo demostró en La Bruja en la cual mostró claras influencias de cintas clásicas del género. Por eso es muy probable ver de nuevo inspiraciones de películas como El Resplandor o El Exorcista. Puede que esto quede también reflejado en la nueva versión de la historia de Drácula.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *