Me llamo Gennet llega a los cines en abril

‘Me llamo Gennet’ llega a los cines en abril

La genial película del polifacético Miguel Ángel Tobías, Me llamo Gennet, llegará a las pantallas de los cines a primeros del mes abril. Por fin, el ambicioso proyecto en el que se recoge la ejemplar vida de Gennet Corcuera,  la primera licenciada sordociega de España (Magisterio por Educación Especial), podrá ser conocida  por el público. Por el adicto al séptimo arte y por el que lleva mucho tiempo ávido por saber las duras vicisitudes que ha conocido esta chica hasta llegar a poseer un lugar en la vida.

Una película para reflexionar

Me llamo Gennet emocionará al público, sin duda. Su vida, su historia, no son propias, o no deben ser propias de ninguna persona. Su trayectoria hasta hoy ha estado marcada en muchas ocasiones por el dolor, pero su espíritu de superación y el auxilio que le llegó como caído del cielo en forma de una mujer que se cruzó en su camino para adoptarla y darle un apoyo total fueron crucial. Es una historia para las lágrimas, para las emociones, pero también para aportar algo más de reconocimiento a la plausible labor diaria que muchas instituciones realizan en pro de la integración social de las personas con alguna discapacidad.

Pero la principal lectura que el espectador debe extraer, más allá de las emociones que genera una historia en una película, es que esto no ha de ser la típica flor que un día cualquiera encontramos en un jardín y mañana se queda marchita en un vaso vacío. Me llamo Gennet  ha de llevar a la reflexión más que al posible llanto fácil; a la acción más que a los comentarios agradables y estereotipados… Me llamo Gennet ha de ser un enorme homenaje a Gennet, su protagonista, y a ese ángel de la guarda que fue su madre adoptiva, Carmen Corcuera, quien se la trajo a España con todas las consecuencias. Seguro que le salvó la vida y totalmente cierto es que, además, le dio otra,  como si la hubiera parido ella misma. También tiene que servir de tributo a las muchas asociaciones y los profesionales que hacen posible que su vida y la de otras personas como ella puedan disfrutar de una vida digna y normalizada. Y, finalmente, Me llamo Gennet tiene que ser un altavoz. Como decía el escritor C.S. Lewis, “El dolor es el altavoz que emplea Dios para despertar a un mundo de sordos”. Y que ese dolor que en algún momento podamos sentir al ver esta historia de superación de Gennet Corcuera actúe como el altavoz que nos haga despertar de verdad, de manera consciente, para que la realidad diaria de las personas que sufren alguna discapacidad sea más visible por la sociedad y sus efectos en nuestras conciencias sean indelebles (ahí entran todos los que tienen el poder de conseguirlo).

Miguel Ángel Tobías habla sobre su película `Me Llamo Gennet´
Fotografía vía web oficial de M. A. Tobías

Una historia ejemplar

Gennet Corcuera participa en el proyecto por el deseo de dar a conocer la realidad de las personas sordociegas. De hecho, el 10% de la recaudación de la película se destinará a Asocide (Asociación de Sordociegos de España). Se interpreta así misma y rinde homenaje a  su madre. “…¿qué habría sido de mí si ella no hubiera aparecido? Y ahora, mamá, te has ido para siempre. A veces tengo recuerdos, manchas de luz, pero los pierdo…”, expresa la protagonista. Ella es sorda de nacimiento y ciega desde poco después. Nació en Etiopía. «Yo supe de la historia de Gennet hace unos cinco años, a través de las noticias, cuando se licenció. Me di cuenta de que si no era yo sería otro, pero sabía que esa chica tenía una película y quería hacerla«, explica el director Miguel Ángel Tobías.

El productor y director de cine y documentales, actor y escritor (su libro autobiográfico y de autoayuda,  Renacer en los Andes, es para no perdérselo) ha estado inmerso desde octubre de 2017 en la realización de la película Me llamo Gennet, como venimos informando en Gatrópolis prácticamente desde el inicio. Como queda dicho, está basada en una historia real de superación protagonizada por Gennet Corcuera, una chica sordociega natural de Etiopía, que fue adoptada por una española tras conocerla en un orfanato en Adís Abeba cuando sólo tenía cuatro años de edad. Carmen Corcuera, su madre adoptiva y ángel de la guarda, la trajo a España, donde vive desde los siete años.

Me llamo Gennet

La película parte del presente de Gennet Corcuera en Sevilla. A través de una voz en off que representa su yo interior, y del proceso de escritura en su ordenador, la protagonista narra su propia historia “y nos permite entrar en su mundo para entender cómo vive su soledad, la amistad, el amor, y el recuerdo de una vida de silencio y oscuridad que, sin embargo, ha conseguido transformar en algo luminoso y positivo”. Esta parte documental se entrelaza con reconstrucciones de algunos de los momentos más destacados de su vida: cómo fue su infancia en Etiopía, el abandono en un orfanato, su adopción por parte de Carmen Corcuera y su llegada a España, cómo fue capaz de estudiar y cómo se ha convertido en un referente para personas sordociegas de todo el mundo. Según ACCAmedia, hablamos de “una historia llena de esperanza, de optimismo y de afán de superación que supone un canto a la vida con mayúsculas”.

Fotografía vía web oficial de M. A. Tobías

¿Quién es Gennet?

Queda dicho que nació  en Etiopía. De su infancia poco se sabe, tan sólo lo que ella misma contaría años más tarde cuando, tras haber aprendido lenguaje de signos, pudo ser capaz de transmitir algunos recuerdos de cuando todavía veía. Pero esto fue ya en España, en el colegio de la ONCE en Madrid, el Centro de Recursos Educativos Antonio Vicente Mosquete, donde se le enseñó, por primera vez, una forma con la que expresarse. Aquí es donde comienza a recordar su periplo y, sobre todo, cuando se lo cuenta a alguien. Y éste es también el principio de una historia de superación sin precedentes, puesto que la joven Gennet Corcuera llegaría a ser la primera sordociega española con una carrera universitaria. En Sevilla está siendo atendida por personal de la Organización Nacional de Ciegos, donde recibe apoyo a través de un técnico en rehabilitación y de una instructora en tiflotecnología, y por FOAPS (Fundación ONCE para la Atención de Personas con Sordoceguera), para que su vida diaria sea lo más normalizada. Ha trabajado como educadora especial en el único centro residencial especializado en sordoceguera, Santa Ángela de la Cruz (Apascide).

Me llamo Gennet se estrenó en el Teatro Zorrilla dentro de la programación de la Seminci de Valladolid. Y fue presentado en el Festival de Cine de Málaga. Próximamente se podrá ver en el resto de cines del país.

Estreno en abril

Miguel Ángel Tobías ha publicado en Instagram la noticia del inminente estreno de Me llamo Gennet: “la historia de la primera Sordociega congénita europea que consigue un título universitario llega a los cines en Abril! Una historia que he rodado entre África y España y que os prometo que no va a dejar indiferente a nadie! Una historia de superación, de compromiso, de fe, de gratitud y de AMOR!”, ha dicho.

En la película también intervienen Miriam Díaz-Aroca, Ángela Molina, Zewdu W. Mariam, Miguel Molina o el mismo Miguel Ángel Tobías. Además de la propia Gennet Corcuera, en Me llamo Gennet cuatro actrices la interpretan en edades más jóvenes. Son cuatro niñas huérfanas y etíopes con las que se genera un mayor realismo.  

«Queremos dar a conocer la vida de Gennet, por supuesto, pero también que la gente sepa de la realidad de las personas sordociegas, que todavía permanece muy invisibilizada», concluye  Miguel Ángel Tobías.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *