bajo la piel de lobo

Estreno mundial en Sevilla de ‘Bajo la piel de lobo’

Esta mañana se ha celebrado en el hotel NH Hesperia, centro neurálgico del Festival de Cine de Sevilla, la rueda de prensa con el elenco del film Bajo la piel de lobo, con motivo de su estreno mundial esta misma tarde dentro del marco del certamen.

Bajo la piel de lobo es la ópera prima del cineasta Samu Fuentes, cuyo guión también firma él. Éste junto a las actrices Ruth García (premiada en Venecia por Tarde para la ira) e Irene Escolar (Goya a Mejor Actriz Revelación por Un otoño sin Berlín), y a Joseba Garmendia productor del film, ha estado compartiendo un distendido encuentro con los periodistas que han asistido a esta presentación. Se ha echado en falta a su actor protagonista, Mario Casas, que por motivos laborales no ha podido reunirse en Sevilla con sus compañeros.

bajo la piel de lobo
Fotografía de Patricia del Zapatero

Esta película, que cuenta con una potente fotografía, en gran parte gracias a sus paisajes, fue rodado en el Pirineo oscense y en el occidente de Asturias. Nos cuenta la historia de Martinón, el último habitante de Auzal, una aldea remota entre las montañas. Sólo visita el pueblo dos veces al año, para provisionarse y para comerciar. Su director, que ha declarado sentirse muy agradecido por la oportunidad que el festival le ha brindado a esta cinta de poder celebrar su estreno mundial en Sevilla,  ha explicado, entre otras cosas, el porqué de esta historia: “Surge de estar de montes por las montañas de Asturias, con unos amigos. Nos contaron la historia de un viejo alimañero que vivía en una casa remota, con su mujer. Ambos habían quedado atrapados por una nevada, y él no podía transportar el cadáver de ella. En un principio me interesó hacer un documental sobre aquella historia, porque todavía existía gente que la había conocido. Pero cuando empecé a investigar, pensé que había cosas que dramatizando la historia podrían mejorar muchísimo“.

bajo la piel de lobo

Escolar por su parte destaca de este proyecto su guión: “hasta la página 20 más o menos no hay un diálogo, entonces lo que más me atrapó fue la descripción de todo lo que pasaba, cómo se describía, con qué delicadeza, muy específico. La persona que escribió ese guión, que fue Samu, tenía muy claro lo que quería contar. Y la historia me atrapó“. Esta falta de diálogos propició un exhaustivo trabajo de creación del pensamiento de los personajes, al no ser tan claros determinados conflictos internos, era necesario saber qué pensaba cada uno de ellos en cada momento de los 93 minutos que dura la cinta. “Hicimos mucho trabajo de mesa, sobre todo Mario, Samu y yo, no tanto con los diálogos, que casi íbamos improvisando, sino para saber qué estábamos sintiendo y qué estaba pasando“, apunta la actriz que interpreta a Adela.

bajo la piel de lobo
Fotografía de Patricia del Zapatero

Ruth Díaz es Pascuala, la hermana de Adela. Es una mujer que tiene que vivir con el sometimiento al ser viuda, al tocarle vivir en una época donde estaba normalizado que a la mujer se la tratara como moneda de cambio, y tuviera que salvaguardar las apariencias por el qué dirán. “Pascuala es una molinera viuda, que representa el patrón de la mujer en aquella época, sobre todo al pertenecer a una familia humilde con pocas posibilidades. Ha sido educada para servir los deseos del hombre, ya sea su padre o su marido, y ella vive este sometimiento de una manera natural. Está resignada a su destino. Y esa es la diferencia con Adela, que es más moderna, tiene un pensamiento más de libertad que le hace luchar por lo que ella quiera, no por lo que la obliguen“, comenta Díaz de ambos personajes femeninos.

Para esta película, sus actores tuvieron que prepararse a fondo y aprender distintas actividades cotidianas que practican sus personajes, ya que como explica Samu Fuentes, quería que tanto en los planos cortos como en los más generales, fueran ellos mismos los que ordeñaran a las cabras, cortaran leña, trabajaran las pieles, hicieran velas de tuétano, fregaran con ceniza, etc.

bajo la piel de lobo
Fotografía de Patricia del Zapatero

Mario Casas se volcó totalmente con su personaje, y podemos ver en él una transformación física y psicológica muy grande, quedando lejos la imagen que siempre nos ha llegado de él. “Con Mario hubo muy buena química desde el principio. Creo que fue muy valiente al aceptar hacer esta película y este personaje. Es un personaje muy importante, que se desarrolla casi en el 80% de las secuencias. Habla muy poco, e incluso había veces que él mismo decidía si quedaba mejor verbalizar algo o no. Se involucró muchísimo. El personaje tenía que ser fuerte físicamente, era otra imagen de musculado fuerte; un hombre fuerte de montaña. Se involucró 100 x 100, y fue todo rodado. Fue muy buen compañero. Creo que va a llegar a ser uno de los mejores actores de este país, sobre todo por la capacidad de trabajo que tiene“.

El estreno de Bajo la piel de lobo está previsto para marzo de 2018.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *