emma stone

Emma Stone se convierte en la actriz mejor pagada

La actriz ha desbancado a Jennifer Lawrence

No hay lugar a dudas de que 2017 ha sido el año de Emma Stone. La actriz se alzaba en el mes de febrero con el Oscar a Mejor Actriz gracias a su interpretación en La, la, land, film dirigido por Damien Chazelle, y en el que compartía planos con Ryan Gosling. Una película que ha supuesto un antes y un después en su carrera. Actualmente se encuentra rodando Maniac, una de las nuevas series de la plataforma de streaming, Netflix.

La revista Forbes acaba de hacer pública la lista en la que figuran las actrices mejores pagadas de Hollywood, y que este año está encabezada por Emma Stone. La intérprete ha llegado a ganar 26 millones de dólares (unos 22 millones de euros) tras haberse puesto en la piel de Mia en La ciudad de las estrellas. Supera a Jennifer Lawrence, que de liderar la lista en 2016, ha bajado hasta el tercer puesto con 24 millones de dólares (20,4 millones de euros). Por parte de Lawrence, sus ingresos provienen de películas como Madre! o Red Sparrow, y por el contrato que mantiene con la firma Dior, de la que es imagen.

emma stone

En segundo lugar encontramos a Jennifer Aniston. Trece años después de que finalizara Friends, serie por la que saltó a la fama, la actriz sigue siendo una de las celebrities mejores consideradas. En el ejercicio de 2016 logró embolsarse hasta 25,5 millones de dólares (21,5 millones de euros), en gran parte a sus contratos como imagen de varias marcas.

En la lista de las mejores pagadas de Hollywood también podemos encontrar a Melissa McCarthy (18 millones de dólares – 15,3 millones de euros), Mila Kunis (15,5 de dólares – 13,1 millones de euros), Charlize Theron (14 millones de dólares – 11,9 millones de euros), la recién llegada a la lista Emma Watson, con las mismas cifras que la sudafricana; Cate Blanchett y Julia Roberts, (ambas con 12 millones de dólares – 10,2 millones de euros) o Amy Adams (11,5 millones de dólares – 9,7 millones de euros).

En estas cantidades no se tienen en cuenta los correspondientes impuestos, ni los porcentajes que tienen que pagar a los distintos profesionales de los que se rodean, tales como abogados o representantes.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *