Álvaro Begines rueda Cachita. La esclavitud Borrada

Álvaro Begines rueda ‘Cachita. La esclavitud Borrada’

Estos días, entre Huelva y Sevilla, se retoma el rodaje de Cachita. La esclavitud Borrada, documental de producción andaluza que indaga en el hecho de la esclavitud negra en España, en el rastro que ha quedado en nuestra cultura y en nuestra sociedad, y en cómo se ha obviado esta realidad en el relato de nuestra historia.

El documental está escrito, dirigido y producido por Álvaro Begines, artista polifacético que además de ser miembro fundador y guitarrista del grupo No me pises que llevo chanclas, es un prolífico cineasta como director y guionista (¿Por qué se frotan las patitas?, Un mundo cuadrado, Por humor a la música) y como productor (Antes de la quema, de Fernando Colomo; y A cambio de nada, de Daniel Guzmán).

Álvaro Begines rueda Cachita. La esclavitud Borrada
Fotografía de Marcos Medina

El rodaje de Cachita. La esclavitud Borrada se vio interrumpido por la declaración del estado de alarma en España el pasado mes de marzo y es uno de los primeros en Andalucía en retomar la acción en el set aplicando la normativa de seguridad sanitaria que se ha hecho imperativa para la prevención de contagios del Covid-19.

Tras dos días de rodaje en el Muelle de las Carabelas de Palos de la Frontera (Huelva), la secuencia que se rueda en la Hacienda Los Frailes de San Alberto en Los Palacios y Villafranca (Sevilla) es la parte ficcionada en la que el documental presenta al personaje real de Juan Latino, académico y poeta inmortalizado por Velázquez que nació esclavo y llegó a convertirse en profesor en la Universidad de Granada durante el Renacimiento. Juan Latino está interpretado por el actor español de origen ecuatoguineano Emilio Buale (conocido por su papel protagonista en la película Bwana, de Imanol Uribe).

Además de a Juan Latino, el documental rescata del olvido a personajes como Cándida La Negra, la última esclava que vivió recogida por una familia gitana tras un naufragio en el Puerto de Santa María en los años 40 del siglo XX y que interpreta la actriz cubana Kenia Echenique; o Pedro Blanco, el negrero más importante de todos los tiempos, nacido en Málaga e interpretado por el actor Salva Reina.

Álvaro Begines rueda Cachita. La esclavitud Borrada
Fotografía de Marcos Medina

Desde que en el siglo XVI comenzase el comercio de esclavos africanos entre Europa y América, hasta su abolición a mediados del siglo XIX, la esclavitud ha dejado una huella en nuestra cultura que ha intentado borrarse voluntariamente tanto por los que se beneficiaron de ella, como por quienes la padecieron y sus descendientes en un intento por ocultar sus estigmas. Sin embargo, social y culturalmente, los esclavos influyeron de forma clara allí donde llegaron. Los ritmos africanos que entraban por los puertos marcaron para siempre los sones cubanos, las melodías y bailes del barroco, la música portuguesa y las raíces del flamenco.

Cachita. La esclavitud Borrada es un relato cinematográfico que, además de los episodios dramatizados, cuenta con los testimonios de personalidades y expertos en la materia en España, Portugal, África y Cuba. Entre ellos Aurelia Martín Casares, catedrática de Antropología Histórica y miembro del Comité Científico Internacional de la UNESCO-Ruta del Esclavo; Carlos Bardem, historiador, actor y escritor que acaba de publicar la novela Mongo Blanco sobre Pedro Blanco; Santiago Auserón, músico, compositor e investigador de la música negra; Jesús Cosano, estudioso de la esclavitud en España y autor de Las Negras de la Inmaculada donde se cuenta la historia de la negra María Gamboa; y García de Romeu, abogado y autor de la novela La última negra.

Como cierre, la película documenta el triunfo oculto de las personas esclavizadas a través del sincretismo religioso que se manifiesta en la Virgen de la Caridad, llamada Cachita en Cuba, un extraño y peculiar hito cubano que unió a las personas esclavizadas y las hizo conservar su cultura, una creencia que compartieron los mercaderes, un fenómeno que comenzó en las costas españolas, ya que antes de llegar al Caribe y convertirse en patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad ya era la patrona de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)  y de Illescas (Toledo).

Cachita. La esclavitud Borrada terminará de rodarse en julio tras pasar por Granada, Cádiz, Madrid, Barcelona, Huelva y Sevilla.

Fotografía de portada de Marcos Medina.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *