dirty-dancing-30-años

Dirty Dancing cumple 30 años, el icono de una época

Tal día como hoy se proyectaba por primera vez Dirty Dancing en los cines de EEUU. La cinta se estrenó por primera vez el 12 de mayo de 1987 en el Festival de Cannes pero tuvimos que esperar más de un año para poder verla en las salas españolas. Se cumplen 30 años desde el estreno de este icono del cine de la década de los 80. El idilio entre Patrick Swayze y Jennifer Grey no podía ser más típico, pero está marcado a fuego en el recuerdo de toda una generación. Sí ya han pasado 30 años, así de rápido pasa el tiempo.

Dirty Dancing, una película transgresora para su época

La cinta se convirtió en un auténtico taquillazo, llegando a ser uno de los mayores éxitos del cine comercial en los ochenta. En parte fue gracias a su excepcional banda sonora, una de las más vendidas en la historia. Aun así la prensa arrolló a Dirty Dancing con una voraz crítica. Quizá uno de los motivos vino a que el film protagonizado por Patrick Swayze habló sin tapujos de sexo a los jóvenes y les dejó bastante claro que no debían esconderse al ir a buscarlo. Sin duda alguna fue una película rompedora para su época, prueba de ello es el punto y final que puso a la inocencia de muchos jóvenes en 1987.

dirty dancing

También se tocaban temas como la necesidad de cultivar el intelecto, el derecho al aborto o la falta de madurez ante los ideales familiares estadounidenses. Por ello fue considerada durante mucho tiempo como una cinta revolucionaria, y a su vez una auténtica arma arrojadiza para adolescentes. Tres décadas después de su estreno, Dirty Dancing sigue siendo un reflejo de la sociedad actual, y aún hoy día es tan oportuna que parece que no ha pasado el tiempo por ella.

La película, dirigida por Emile Ardolino, contó con numerosas dificultades: el rechazo de varios estudios acusandola de tener un guión pobre, un presupuesto paupérrimo (5 millones de dólares) e incluso accidentes en el set de rodaje durante las escenas de baile. Toda una odisea que mereció la pena para dejarnos escenas para el recuerdo, como la que mostramos a continuación.

Es imposible no tararear la melodía de “The Time of my life” cuando empieza a sonar, incluso a muchos se le suelen ir los pies. Dirty Dancing quiso que bailáramos en 1987, y tal fue su éxito que lo ha conseguido durante los siguientes 30 años.

1 Comentario

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *