Marcos Cabotá y Joan Bover: “Sabíamos del amor de John Lennon a Yoko Ono, pero jamás imaginamos hasta dónde llegaría”

Marcos Cabotá y Joan Bover: “Sabíamos del amor de John Lennon a Yoko Ono, pero jamás imaginamos hasta dónde llegaría”

El corto documental que firman Marcos Cabotá y Joan Bover ha superado la criba final y el próximo 2019 estará entre los candidatos a los Premios Goya. Narra una historia desconocida que ellos han sacado a la luz de manera excelente. Con el rigor que ofrecen los testigos de un caso que ha generado perplejidad, nos habla de algo que todos sabíamos: lo mucho que Yoko Ono supuso para John Lennon. Aunque como los autores reconocen, era difícil imaginar que ese amor llegara a tanto.

Kyoko, cortometraje documental preseleccionado a los Goya 2019

¿De dónde nace la idea de hacer una obra basada en el suceso protagonizado en 1971 por John Lennon y Yoko Ono?

Pues tanto John y yo que crecimos en Mallorca, por distintos lados habíamos escuchado rumores, que habían visto a John, el policía, el chófer, etc.,  y nos preguntamos cuándo había estado en Mallorca y nos pusimos a investigar. Nos dimos cuenta que en el 71 ocurrió algo inaudito e investigaron porque no había salido hasta ahora y decidimos contarlo.

¿El haber optado por un corto documental se debe a alguna razón concreta?

Sí, a veces menos es más y entendíamos que la historia no la podíamos postergar a que fuera un largometraje porque quizá causaríamos el efecto contrario al que queríamos causar: “Él no me creo lo que estoy viendo”. Por eso optamos por un corto.

Kyoto está entre las candidaturas para los Premios Goya 2019 y los Premios Gaudí. Como autores de este trabajo, ¿qué supone veros en dos eventos como estos?

Bueno, es un honor para nosotros y una responsabilidad a la vez. Por un lado, certifica que has hecho un buen trabajo y por otro te mantiene alerta y tienes que estar a la altura de las circunstancias.

Hablamos de una historia poco conocida por el público, ¿cierto?

Sí, realmente la primera reacción común de la gente que ve el corto es preguntar: “¿esto es cierto?”. Es verdad que cuando sucedió este hecho estábamos en plena Dictadura y las noticias que salían eran de otro tipo, como que habían canonizado a un obispo… Entonces estas historias no tenían cabida en la prensa. La gente de Mallorca no se interesó por la detención de John y solo un periodista cubrió la noticia.

En la búsqueda de respuestas habéis mantenido contactos y encuentros con testigos de los hechos expuestos. ¿Os resultó complejo que estas personas volvieran a mirar hacia atrás para recordar?

Sí, fue difícil encontrarlas, pero es verdad que de alguna manera notamos que tenían muchas ganas de contar la historia porque nadie se había interesado antes y ellas entendían que lo que habían vivido era un hecho histórico. Entonces cuando nos acercamos a ellas les alegró poder contarlo y les quitamos una espina clavada, para poder cerrar una etapa de sus vidas.

La historia no deja de ser algo difícil de asociar a un personaje como John Lennon. ¿Hay algo que hayáis descubierto sobre este personaje que os haya sorprendido?

Sí. Sabíamos de la existencia del amor como fans de los Beatles, y conocíamos el amor de John hacia un personaje como Yoko pero jamás nos habíamos imaginado hasta dónde llegaría ese límite, de cometer un delito por ella, por amor. Kyoko es una carta de amor de John Lennon hacia Yoko. También nos ha sorprendido que, curiosamente,  la canción ‘Imagine’ fuese publicada nueve meses después de estos hechos. Hay una frase en la canción que dice “ojalá tú y yo podamos estar alguna vez de nuevo juntos”.

Está claro que Yoko Ono ejerció una gran influencia sobre Lennon, hasta el punto de verse inmerso en algo como lo tratado en Kyoko

Sí. Como he dicho antes, el amor de un hombre a una mujer o viceversa puede cegar a las personas y puede influir mucho en su comportamiento y creemos que ese fue el caso, y que John se movió por amor hacia su mujer sin ser muy consciente de lo que estaba haciendo.

Parece ser que fue algo habitual en la vida de ambos como pareja.

¿Qué valor puede tener tantos años después desvelar el caso Kyoko? ¿Cómo está reaccionando aquel que ha visto el corto?

Para nosotros era importante que esta historia se supiera por el hecho de que los protagonistas que estuvieron alrededor y formaron parte de la historia, están vivos y lo pudieran contar en primera persona. No es lo mismo que si esta gente faltara. Predomina, sobre todo, el valor de que la gente que lo vivió pueda contarlo.

¿Con qué apoyos habéis contado para la realización del corto?

En cuanto a apoyo financiero, la televisión autonómica balear confió en nosotros desde un principio. En apoyo moral hemos tenido el empuje de todas las personas que vivieron el caso y que nos han motivado a contar la historia y mostrarla al mundo.

Finalmente, según los autores de Kyoko, ¿qué moraleja o mensaje se puede extraer del corto?

Quizá que todas las grandes historias que han sucedido en este mundo todavía no han sido contadas.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *