Manuel Benito y Marisol Membrillo nos acercan a No te supe perder

Manuel Benito y Marisol Membrillo nos acercan a ‘No te supe perder’

Un tema con demasiada vigencia en nuestra sociedad actual, como la violencia machista, una ópera prima muy bien dirigida, un elenco de actores que nos sumerge en una historia tóxica… Estos son algunos de los ingredientes de No te supe perder, una película que Gatrópolis recomienda a sus lectores. Su director, Manuel Benito, y su actriz principal, Marisol Membrillo, nos han atendido para hablarnos de este interesante trabajo.

Manuel Benito y Marisol Membrillo nos acercan a No te supe perder
Fotografía de Patricia del Zapatero

Para comenzar y para situar al lector, ¿cómo llegaste al mundo del cine y cómo se gestó tu ópera prima?

Manuel Benito: Llegué gracias a mis padres. He tenido la suerte de tener unos padres cinéfilos. Los recuerdos que tengo de mi infancia son de películas que me afectaron sin entenderlas; recuerdos vividos (no sé qué edad tendría) de estar escondido detrás de una puerta viendo Grupo salvaje, La naranja mecánica… Era imposible que entendiera nada. Pero visualmente me afectaron. Con el tiempo vi clara esta vocación. Me faltó valor, y dinero, para irme a Madrid a estudiar cine, donde únicamente se podía estudiar, pero no dejé de hacer, al principio, chorradas, después cortos, cada vez que podía coger una cámara. Así estuve hasta que me fui a La Habana, donde con gente del gremio, más de teatro, comencé a hacer cortos más presentables. Gané premios. Empecé con muy buen pie. Y realicé mi primer largometraje documental. También funcionó bien. Me animó mucho, demasiado, hasta el punto de creer que era maravilloso y que podía hacer cualquier cosa. Y eso no es bueno. Tras pasar por varios festivales como el de Sevilla, donde conocí a Salvador Navarro, el escritor de la novela No te supe perder,  y me propuso llevarla al cine. No lo dudé y nos lanzamos a por ello. Él es el escritor, co-guionista y primer productor a bordo de la película.

¿Cómo te llegó a ti el papel de Lucía?

Marisol Membrillo: Fue Salvador Navarro el que me llamó para hablarme de que tenía un libro del que se iba a hacer una película. Me hizo llegar el guion, me gustó mucho la historia, también me gustó el personaje que yo tenía que hacer y le dije: “vale, te echo una mano, pero que al menos no me cueste el dinero” (risas). Conocí a Manuel y ahí comenzó todo.

La película ha sido financiada mediante crowdfunding…

Manuel Benito: Sí, pero también ha salido por la apuesta de todos los técnicos y actores que decidimos ir adelante a pesar del riesgo. Si la película tiene éxito y recauda, cobraremos, y si no, no. Principalmente es amor al arte y después es el crowdfunding, que era para el resto del dinero que había que pagar sí o sí (hoteles, comida…).

Manuel Benito y Marisol Membrillo nos acercan a No te supe perder
Fotografía de Patricia del Zapatero

Lo vuestro es toda una pasión por el cine, porque embarcaros en un proyecto tan complejo dice mucho a vuestro favor.

Manuel Benito: Hay mucha incertidumbre económica. Pero en los festivales ha ido muy bien. Pero la incertidumbre es muy muy grande. Especialmente por los actores, y por Marisol (Membrillo) y Aníbal (Soto), que no son precisamente unos novatos y han accedido a echar una mano. En parte por solidaridad con la gente que empieza y en parte porque confían en la película.

Marisol Membrillo: Inicialmente hay uno, o dos pensamientos. Que alguien tenga la valentía de hacer un largo, conociendo los pormenores de esta profesión, nos hace plantearnos el echar una mano. Eso es importante. Y luego, ves que se trata de una historia buena. ¿Por qué no va a ir bien? Cuando uno trabaja, en lo que sea, no deja de reciclarse, de aprender, lo cual no deja de ser otro acicate. Claro, si estás de trabajo hasta los ojos es más complicado hacerlo. Pero si estás en un momento en que no estás haciendo nada o haces pequeñas cosas que te pueden permitir hacer esta otra, decides meterte en el proyecto. Cuando lo hacemos, siempre pensamos que vamos a triunfar (risas). Siempre hay que ponerle ilusión a la vida.

Hablemos de festivales. La película ha estado en Kosovo, Madrid… ¿Qué ha supuesto haber llegado, de momento, ahí?

Manuel Benito: Ir a festivales no me afecta tanto porque ya he estado en varios. Pero sí motiva el ver la buena respuesta que la película ha tenido. Ese es el momento de la verdad. La mayoría de la crítica ha sido positiva. Ha impactado mucho. Eso es una alegría tremenda. El proyecto ha sido tan largo y duro que el mono que voy a tener cuando esto acabe… Me va a entrar una depresión total (risas). Estoy muy alegre, muy contento.

Manuel Benito y Marisol Membrillo nos acercan a No te supe perder
Fotografía de Patricia del Zapatero

Tu papel es muy duro y complejo. ¿Cómo lo has vivido en la interpretación?

Marisol Membrillo: Sí, es muy complejo, ¿verdad? Ha sido un proceso muy largo. El papel de Lucía lo veía bastante definido. Con ello no quiero decir que no sea un personaje complejo, que lo es, pero para mí era bastante importante que estuviera bien definido. Otra cosa es cómo le des vida después. Pero si el personaje está claro, lo disfrutas. Vi la película hace dos días y la tengo muy reciente. Este último montaje no lo había visto. Y creo que Lucía está ahí… Esa definición del personaje está ahí. Lo básico de Lucía se ve…

Manuel Benito: …ella lo borda totalmente (risas). Yo diría que reescribió, para mejor, el personaje que yo tenía en mente. Es unánime. Todo el que ha visto la película resalta la actuación de Marisol. Ella lo conoce como si no le hubiera costado entenderlo. Subió al personaje a otro nivel. Comprendía al personaje mucho mejor que yo. Mi mayor mérito con Marisol fue quitarme de enmedio. Me ha dado cosas que yo no le pedí. Me hizo sentirme un tonto afortunado (risas). El personaje es complejo, creíble y humano.

Marisol Membrillo: Pienso que cuando se afronta un personaje siempre se puede mejorar. Sobre todo cuando te sales de él y lo ves desde fuera.

La historia trata un tema que, desgraciadamente, está muy latente en nuestra sociedad: la violencia machista. ¿El personaje del maltratador en la película (Hieman Casado) puede confundir al espectador?

Marisol Membrillo: Sí, creo que confunde. Además, conforme avanza la película vas descubriendo un monstruo. Y te la ha colado como los maltratadores se la cuelan a sus víctimas. Es la habilidad del maltratador, y se refleja muy bien en la película.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *