Gonzalo Bendala: “Cuando los ángeles duermen plantea qué harías en la misma situación que los personajes”

Gonzalo Bendala: “Cuando los ángeles duermen plantea qué harías en la misma situación que los personajes”

El realizador sevillano estrenó el pasado viernes 7 su nuevo trabajo cinematográfico, Cuando los ángeles duermen. Se trata de un intenso thriller que ofrece muchos motivos para la reflexión. La película le llega a  Gonzalo Bendala después de muchos esfuerzos y tras su éxito con Asesinos Inocentes, seguro que no va a dejar a nadie indiferente.

Gonzalo Bendala: “Cuando los ángeles duermen plantea qué harías en la misma situación que los personajes”
Fotografía de Andrea del Zapatero

Desde Asesinos Inocentes no veíamos ningún trabajo tuyo, ¿cómo ha sido el proceso de creación de Cuando los ángeles duermen?

Esta película ha tenido un proceso de desarrollo muy largo, de muchos años, casi más de una década. El principio de este proyecto se empieza a gestar casi a la vez que el de Asesinos Inocentes, lo que pasa es que ha estado un poco parado por diversos temas laborales. Fue tras el estreno de Asesinos Inocentes que por fin pude centrarme en levantar este proyecto.

Entiendo que si hace más de una década, el casting no estaría pensado como el que al final ha terminado siendo.

Sí, claro, de hecho cuando me surge la idea de esta película, Ester Expósito, que hace del personaje de Silvia, tenía dos años. Lógicamente es una actriz distinta a la que podía tener en mente. Pero sí es cierto que se parece muchísimo a la imagen que yo tenía en mente desde el origen.

¿Por qué os decidisteis entonces por Julián Villagrán, Marian Álvarez y, sobre todo, por Ester Expósito, al ser su primer film?

Fue un gran trabajo de las directoras de casting, de Ana Sainz y Patricia Álvarez, que hicieron un proceso de selección muy acertado. En el caso concreto de Ester, superó un casting de 300 actrices, con la casualidad de que fue la primera que hizo la prueba. A mí me llegan por orden alfabético los vídeos, no por orden de actuación. Y en el caso de Julián fue una propuesta de ellas también. Yo tenía claro el perfil de actor que necesitaba y ellas supieron dar con los actores ideales.

Durante toda la película se hace una apelación constante a aspectos religiosos, tanto en el título como en algunas partes del film. ¿Por qué esa constante recurrencia?

Yo creo que se sea religioso o no, yo particularmente no lo soy, siempre hay algo en el subconsciente, llámalo “religión” o llámalo “moral” o “tus propios principios”, que siempre están ahí. De alguna forma te tienen atado y te establecen un poco los límites. Y cuando te excedes de ellos, en algún momento necesitas ver si estás haciendo bien o si necesitas algún tipo de perdón divino por tus actos. Cualquier persona, creyente o atea, siempre tiene por lo que guiarse.

Me parece muy curioso el papel de la hija de ellos, de Estela, porque es la que le pregunta a su madre por los ángeles que dan título a la película. ¿Puede ser que ella fuera al final la que verdaderamente velaba por su padre?

Bueno, digamos que el leitmotiv de la película es ella. Es la motivación para que el personaje de Julián Villagrán quiera llegar a su casa, todo lo que hace lo hace por poder reunirse con ella. Entonces, es un papel fundamental. Es lo único que le da sentido a la vida del protagonista, en todos los aspectos. Es la que verdaderamente le necesita, igual que él la necesita a ella. Creo que era muy importante ver ese vínculo a pesar de la distancia que hay entre los dos personajes en la película.

La historia en sí es un poco agridulce, y te deja un regusto así debido al final, en el que aparentemente todo está justificado.

La película no pretende dejar ningún tipo de mensaje, todo lo contrario, más bien quiere que el público reflexione. Ya no solo sobre los personajes de la película, sino en sí mismos. Y si ellos se hubieran comportado así, o no, o si hubieran aceptado el comportamiento de los demás personajes o no. No está pretendiendo ni mucho menos ensalzar ningún tipo de conducta. Está bien que el público reflexione de hasta qué punto uno es capaz de luchar y aferrarse a la vida por proteger lo que tiene.

¿Qué importancia crees que tienen tanto el azar como la decisión propia de Germán?

Julián en la película se enfrenta a muchas decisiones, y hay muchos momentos en los que se tiene que parar a meditar sobre lo que ha pasado, y así elegir el camino. Está continuamente en esa situación. Él siempre actúa de buena fe pero va siempre metiendo la pata de forma garrafal una vez tras otra.  El azar juega a favor del guión, lógicamente en hacerlo avanzar de forma casi catastrófica para el personaje. Una veces acierta más y otras menos… más menos que más.

Para concluir, ¿qué mensaje les darías a los lectores de Gatrópolis para que vean Cuando los ángeles duermen?

Les diría que es una película que por un lado es entretenida, que no aburre y está llena de tensión, y que además te hace reflexionar, te hace plantearte qué harías tú si te ves en una situación parecida.

Fotografía de portada de Andrea del Zapatero.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *