Estrenos: Interesante oferta semanal con ‘1917’ y ‘El faro’ entre lo más destacado

El impacto visual de ‘1917’, la gran candidata a los Oscar

El Sindicato de productores norteamericanos a través de la anual gala de entrega de sus premios ya lo ha avisado (PGM). Pocas veces falla. En un porcentaje elevadísimo, cuando los que ponen el dinero en la meca del cine determinan cuál es la mejor película del año nos suelen dar una pista de lo que puede ocurrir en los Oscar. Y es que 1917, lo último de Sam Mendes, ha desbancado en el tramo final de esta carrera de fondo a las tres grandes favoritas: Érase una vez… en Hollywood, de Quentin Tarantino; El irlandés, de Martin Scorsese; y Joker, de Todd Phillips. Cuando tan recientes están los PGM, este pasaje de la Primera Guerra Mundial protagonizado por dos cabos del ejército inglés se ha erigido en la gran revelación.

El impacto visual de 1917, la gran candidata a los Oscar

1917  se ha situado en la primera posición cuando tan poquito queda para la cita de los Oscar. Esta devastadora exhibición visual de Sam Mendes no está pasando desapercibida ni para crítica, ni para público, ni por supuesto para el resto del ámbito cinematográfico.

1917 está recibiendo elogios por todas partes. Ha sido calificada como «un logro cinematográfico que reinventa el género de cine bélico», o como «uno de los derroches técnicos más grandes de la historia del séptimo arte»… Ya sean o no exageradas estas valoraciones, lo cierto es que Sam Mendes ha creado una película para perpetuarse en la historia del cine.

El impacto visual de 1917, la gran candidata a los Oscar

La sombra de Filípides

Aunque aparentemente no tenga relación alguna, 1917 recuerda a la gesta de Filípides, el héroe griego que en el 490 a. C. recorrió 42 kilómetros y 195 metros desde Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa. Durante 119 minutos, la película de Mendes nos muestra la gesta guionizada por el mismo director y 

Krysty Wilson-Cairns, protagonizada por los cabos Schofield y Blake. Ambos reciben la orden de cumplir una misión casi imposible. En una carrera contrarreloj tendrán que desplazarse desde sus propias líneas hasta el territorio enemigo para entregar un mensaje con el fin de evitar una masacre en las filas británicas, en las que está el hermano de Blake. Tienen que jugarse la vida para atravesar la Línea Hindenburg, un sistema defensivo de trincheras construido cuidadosamente en Francia, aparentemente libre de soldados alemanes, para llevar a las tropas aliadas a una emboscada mortal.

El impacto visual de 1917, la gran candidata a los Oscar

La magnífica fotografía de Roger Deakins, que transmite una sensación apocalíptica, y la música de  Thomas Newman se unen en este gran trabajo de realización que destaca por su falso plano secuencia.

En el amplio reparto se encuentran los jóvenes protagonistas George MacKay y Dean-Charles Chapman, acompañados por los experimentados Mark Strong, Richard Madden, Benedict Cumberbatch o Colin Firth, cuyas breves pero eficientes apariciones son plausibles. 

1917 es intensa, vertiginosa, agónica, audaz… incluso agobiante en el buen sentido. La eficaz filmación que nos regala Sam Mendes no deja un momento para respirar. A veces se tiene la sensación de estar en plena carrera con los cabos que han de llegar a su vital objetivo para evitar la muerte de miles de compañeros.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *