Diecisiete, el efecto terapéutico de los animales

‘Diecisiete’, el efecto terapéutico de los animales

La última película de Daniel Sánchez Arévalo, Diecisiete, de la que también es el autor de su guion, es una notable comedia dramática protagonizada por dos hermanos que en la desgracia reencuentran la complicidad y el amor perdidos.

Héctor (Biel Montoro) es un chico de 17 años que no encuentra su sitio ni en la vida ni en la sociedad. Sólo le queda su hermano mayor Isma (Nacho Sánchez), quien tampoco anda sobrado de estabilidad, y su abuela Cuca (Lola Cordón), ingresada en un centro de mayores.

Diecisiete, el efecto terapéutico de los animales

Sus tropelías llevan a Héctor  a un centro de menores, donde tampoco logra encontrar su sitio… hasta que participa en una terapia de reinserción con perros y conoce al que él llamará Oveja. Ese vínculo entre el joven y su nueva mascota será el antídoto a los problemas del primero. Pero también, de manera inesperada, le supondrá el comienzo de un intenso viaje en compañía de su hermano Ismael.

Sabido es el valor terapéutico de los animales. En Diecisiete serán los perros los que por diversas circunstancias ayuden a los personajes a reconstruir sus vidas y nos acerquen a una historia entrañable.

Diecisiete, el efecto terapéutico de los animales

Este nuevo proyecto de Daniel Sánchez Arévalo es un largometraje original de Netflix, con José Antonio Félez y Cristina Sutherland como productores ejecutivos (Atípica Films). Formó parte de la Sección Oficial del Festival de Cine de San Sebastián, siendo la primera película de Netflix en participar en el certamen donostiarra.

Con la fotografía de Txuca Pereira, Diecisiete está rodada íntegramente en Cantabria. Es una película que ensalza el amor entre hermanos, la lealtad y el respeto a los nuestros y el cariño a los animales. 
Además de Biel Montoro, Nacho Sánchez y Lola Cordón podemos encontrar en el reparto a Itsaso Arana, Chani Martín, Íñigo Aranburu, Kandido Uranga, Javier Cifrián, Mamen Duch, Daniel Fuster, Jorge Cabrera o Carolina Clemente.

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *