Las decisiones desesperadas en Cuando los ángeles duermen

El pasado mes de junio, Gatrópolis informó sobre la fecha del estreno de Cuando los ángeles duermen, la última película del director sevillano Gonzalo Bendala, que está fijada para el próximo viernes 7 del actual septiembre.

Hablamos de un trepidante y asfixiante thriller protagonizado por un espléndido Julián Villagrán, en el papel de Germán Tejero, quien vivirá una noche que jamás olvidará. Pero no será una noche de fiesta, sino de tensión, miedo, sufrimiento. Este empleado de una mutua de seguros verá cambiada su vida de una manera drástica, como en su día explicaría desde la distribuidora Filmax: “un honrado padre de familia que conduce de regreso a casa, y verá tambalear su mundo cuando, en un accidente de carretera, su destino se cruza con el de dos chicas adolescentes, convirtiendo la noche en la peor de las pesadillas”.

Cuando los ángeles duermen ya tiene fecha de estreno

Cuando los ángeles duermen podría ser utilizada como ejemplo de muchas cosas que no deberíamos hacer, pero de las que la  condición humana, lamentablemente, no suele escapar en ocasiones. Podría servir para que la Dirección General de Tráfico explicara, por un lado, que las imprudencias al volante matan, y por otro, que el alcohol y las drogas no son buenos compañeros de viaje cuando a la hora de conducir se trata. Y es que en este agónico film de Gonzalo Bendala un cúmulo de acciones negativas va generando unos episodios fatales a la vez que moralizantes.

Junto a Julián Villagrán están, entre otros compañeros de cartel, las actrices Marian Álvarez y la debutante Ester Expósito, quien se inicia con un potente papel.

Las decisiones desesperadas en Cuando los ángeles duermen

Cuando los ángeles duermen es una producción de Áralan Films y Cuando los Ángeles Duermen AIE. Además cuenta con la participación de Canal Sur, ICAA, la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía y Crea SGR. Su distribución estará organizada por Filmax.

Gonzalo Bendala ya nos sorprendió positivamente cuando irrumpió con otro thriller con el que nos mantuvo atado a la butaca con gran desasosiego, como fue Asesinos Inocentes. Con Cuando los ángeles duermen vuelve a incidir en lo mismo. Atrapa al espectador en esa bola de nieve que crece constantemente y en la que se convierte la película, en el intento de Germán Tejero por salir de un problema que comienza mucho antes del accidente de tráfico, cuando ve que una vez más se puede perder la celebración del cumpleaños de su hija. A partir de ahí, una serie de decisiones tomadas con desesperación le va llevando al precipicio, cruzándose su camino de forma inopinada con el de otras personas, y obligándonos a plantearnos una cuestión: ¿hay alguien que nos protege o estamos a expensas del azar?

Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *